Un alcalde bajo sospecha

Denuncian a Jácome ante Fiscalía por prevaricación y malversación

Gonzalo Pérez Jácome, en el salón de plenos.
photo_camera Gonzalo Pérez Jácome, en el salón de plenos.

Los exediles de DO, ahora en  CCD, advierten de la “incompatibilidad” de su sueldo con lo que cobra de actividades privadas

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, se enfrenta a una nueva denuncia en Fiscalía. Los ex ediles de DO, ahora agrupados en Coalición Centro Democrático, han presentado una denuncia por presunta prevaricación administrativa y un delito continuado de malversación de caudales públicos contra Jácome, por simultanear su actividad profesional y el sueldo público como regidor “a sabiendas de su incompatibilidad”. Tal y como dicta la el Real Decreto de funcionamiento y organización de las entidades locales, en caso de que un concejal con dedicación exclusiva tenga otras “ocupaciones marginales” remuneradas “se requerirá una declaración formal de compatibilidad por parte de pleno2, algo que Jácome no ha solicitado hasta la fecha. 

Es más, el 26 de enero de 2022 se debatió y aprobó en el pleno una moción de Manuel Álvarez, entonces edil no adscrito, en la que solicitaba que Jácome renunciase a su sueldo al ser “incompatible” con su actividad profesional. De hecho, así viene contemplado en el capítulo III del Reglamento Orgánico del Concello de Ourense. En esa moción, que se aprobó con el voto a favor de PSOE, BNG, Ciudadanos y no adscritos, y la abstención del PP, se pedía a Jácome que reintegrase todas las cantidades cobradas hasta entonces. 

Dicho extremo se le comunicó formalmente el 27 de enero de 2022, pero desde entonces el regidor no hizo nada por enmendar la situación, lo que ha motivado esta denuncia, que, en caso de prosperar, podría suponer no solo la devolución de todo el dinero cobrado a las arcas públicas, sino una posible inhabilitación.

Así y todo, Jácome ha indicado en sus declaraciones de incompatibilidades que no tienen ninguna, señalando que se dedica a “la administración de patrimonio y trabajos creativos”. Sin embargo, según reza la denuncia, los ingresos profesionales del alcalde vienen determinados por las facturas que emite como persona física al partido Democracia Ourensana “en concepto de publicidad y trabajos varios”. La cuenta del partido recibe las aportaciones que hace el grupo municipal de DO, “aportaciones que son originadas por fondos exclusivamente de las subvenciones de Concello a las cuentas del grupo municipal”, y las transfiere “directamente a Gonzalo Pérez Jácome”, añaden. 

Y resumen lo que ven un instrumento: “El grupo municipal de DO traslada íntegramente al partido DO sus subvenciones sin convenio que lo justifique, y abona directamente a Gonzalo Pérez Jácome sus facturas emitidas al partido”. Cabe destacar  que él mismo explicó esta situación en los plenos, en los que llegó a manifestar que “el dinero del grupo municipal se gasta en lo que yo considero”; “El proveedor soy yo, y es lógico que me lo quede”, “La inversión de DO en Auria, que soy yo, la hacemos porque somos más listos y más hábiles”. 

Por último, los miembros del CCD recogen en su denuncia cómo esta manera de funcionar hace que Jácome resuelva “presuntamente de manera arbitraria” algunas decisiones. Y lo ejemplifican en que el alcalde aprovechó en abril de 2022 la ausencia de un concejal por covid para tener mayoría y aprobar la modificación de los presupuestos sobre dotaciones económicas a los grupos municipales, “sin comunicarlo al jefe del Órgano de Gestión Económica y Presupuestaria”.

Te puede interesar