UNA EXPOSICIÓN RECUPERA LA FIGURA DEL OBISPO DIEGO XELMÍREZ, IMPULSOR DE LAS PEREGRINACIONES

El Camino de Santiago se promociona en el Vaticano

'Compostela e Europa, a historia de Diego Xelmírez” o, lo que es lo mismo, la decisiva labor de aquel obispo de Santiago para que la ciudad se convirtiese a la postre en uno de los mayores lugares de peregrinación cristiana de Europa, se muestra desde ayer en una parte de los museos vaticanos, en la sala de exposiciones de la columnata izquierda de Bernini, dentro de la misma plaza de San Pedro, en el llamado Braccio di Carlo Magno.
Es una muestra que recorre toda la vida del prelado del siglo XII, que se hace acompañar de capiteles, columnas, material bibliografico y hasta videos que reconstruyen como fueron las torres de Catoira o la primitiva fachada norte de la Catedral de Santiago, por ejemplo, y que ayer inauguraron el conselleiro de Cultura, Roberto Varela, y el embajador de España en Italia, Luis Calvo Merino, así como el cardenal Angelo Comastri; el embajador español ante la Santa Sede, Francisco Vázquez; el xerente de la Sociedad de Xestión del Xacobeo, Ignacio Santos, o el presidente del Consello da Cultura Galega, Ramón Villares, entre otros.
El comisario de la exposoción, Manuel Castiñeiras, recreó la lucha de Diego Xelmírez por convertir Compostela en centro de peregrinaje de la Europa de entonces, llegando a efectuar dos viajes a Roma y muchos más a la Abadía de Cluny, en Francia, para lograr su objetivo, por no hablar de las drásticas medidas que adoptó para eliminar la competencia de Braga, de la que robó reliquias de varios santos, que después serían guardadas en la Catedral de Santiago.
NUEVE SECCIONES
Nueve secciones conforman el recorrido de la exposición, que ya estuvo en el Musèe de Monuments Français de París, donde fue vista por más de 13.000 mil personas, y que abrirá en Santiago, con nuevos elementos más; será en San Martiño Pinario a partir del 18 de agosto.
En la inauguración de la muestra, el conselleiro de Cultura, Roberto Varela, ensalzó esta iniciativa porque supone un “paso más en el camino y la conservación del Xacobeo” y porque “es una oportunidad excelente de examinar raíces comunes, con Francia e Italia, sobre las que se establece el árbol europeo”. Por su parte, Ignacio santos, gerente del Xacobeo, definió esta exposición como “el proyecto más ambicioso de la programación cultural del Xacobeo” porque muestra “el legado de Diego Xelmírez que influyó decisivamente en la historia de Galicia y del Camino de Santiago”.
Paralelamente a la muestra, se desarrollarán esta misma semana unas jornadas cientìficas sobre la importancia de Xelmírez en la promoción y creación del Camino de Santiago, que se celebrarán en el Palacio Caucci von Saucken y que coordina la investiga Dora Rosa Vázquez, de la Sociedad de Xestión del Xacobeo.