LA SOCIALISTA PORRIÑESA, PORTAVOZ DEL GRUPO MUNICIPAL, SE VISIBILIZÓ HACE UN AÑO EN LA POLÍTICA MUNICIPAL DE LA MANO DE IVÁN VAQUEIRO. HOY ES UN VALOR EMERGENTE EN EL PSOE

Eva García de la Torre, número 4 del PSOE por Pontevedra

Sobre su incorporación a la candidatura del Congreso por la provincia de Pontevedra, considera García de la Torre 'que es un espaldarazo para la comarca y para un Concello como Porriño'.
Eva García de la Torre, número 4 del PSOE por Pontevedra

La designación oficial de la que hoy es portavoz del grupo socialista en el Concello de Porriño, tuvo lugar en la 'calentita' reunión celebrada la tarde noche del viernes (con enfrentamientos personales includos), en la sede del PSOE provincial, en la que también fueron refrendados quienes la preceden en la lista (Carmela Silva, Guillermo Meijón y el actual alcalde de la Illa de Arousa, José Manuel Vázquez que tendrá que renunciar al cargo), y en la que quedó fuera de juego el cañicense Luis Piña, que en compensación sustituirá a Meijón en el Parlamento de Galicia (a pesar de que contó con el refrendo de 47 de las 51 agrupaciones socialistas).

Sevillana de nacimiento y porriñesa de adopción y por convicción, la abogada Eva García de la Torre, a preguntas de este diario, aseguraba estar 'ilusionadísima' con la designación 'que me responsabiliza mucho y me pone las pilas porque en los momentos duros hay que dar el callo'.
Su experiencia en la política activa es corta, 'aunque ahora la veo fulgurante, acabo de llegar como quien dice y no me puedo quejar. El que mis compañeros me vean como la cuarta persona más importante en Pontevedra, me abruma, pero ese apoyo lo considero un honor y siento un orgullo que me emociona'.

Su irrupción en el ruedo local le llevó a convertirse 'en la primera mujer portavoz en la historia de toda la corporación porriñesa'.
Considera que la portavocía una experiencia política y personal muy gratificante, 'pero a veces, creo estar dentro de un avispero y echo de menos más templanza, porque ni el grupo de gobierno puede entrar al trapo en la primera de cambio ni el BNG instalarse en la bronca permanente y el vocerío, así no se consigue nada'.
Su reto ahora es 'saber conectar con el electorado para recuperar su confianza y sus votos'.