VIGO

Zamáns se queda a la mitad

Continúa descendiendo el nivel de los embalses a unos días de la llegada del otoño, que se prevé más seco y caluroso de lo normal. Galicia sigue en pre-alerta de sequía

Así estaba ayer el embalse de Zamáns, al 53 por ciento de su capacidad. Eiras, el principal, está menor, al 65 por ciento.
Así estaba ayer el embalse de Zamáns, al 53 por ciento de su capacidad. Eiras, el principal, está menor, al 65 por ciento.
Zamáns se queda a la mitad

Galicia está en situación de pre-alerta por sequía, a la espera de que la llegada oficial del otoño y Zamáns, en Vigo, se sitúa ya escasamente por encima de la mitad, con el 54 por ciento. Eiras, el que importa -diez veces mayor- se halla al 64 por ciento. Son números  no preocupantes de momento, pero de cierto impacto incluso visual, como se puede comprobar en Zamáns, con las orillas secas.  
Según los datos de Augas de Galicia, el descenso similar se mueve en torno al 3-4 por ciento, así que en las peores condiciones terminaría septiembre aún lejos de problemas de abastecimiento. No obstante, las perspectivas a corto plazo continúan siendo de lluvias débiles. El otoño es una de las estaciones más lluviosas pero las previsiones apuntan a un otoño 2017 más cálido de lo normal en todo el país, y, además, más seco de lo habitual en todo el noroeste peninsular (entre 0-50mm por debajo de la media). Más complicaciones.
El embalse de A Coruña se halla al 58 por ciento y el de Pontevedra, en cambio, por encima del 90 por ciento. En relación al pasado ejercicio a las puertas del otoño, hay 10 por ciento menos de volumen de agua embalsada. 
El peor año para los embalses sería 2011, oficialmente de sequía, en el que Eiras descendía entonces hasta el 58 por ciento en septiembre y Zamáns bajó del 50 por ciento, valores que podrían alcanzarse en este 2017. De momento, el suministro de Vigo y su área metropolitana está garantizado incluso en las peores condiciones hasta diciembre. El pasado día 1 la Oficina Técnica da Seca acordó mantener la prealerta por sequía al constatar que las cuencas del sur de la Comunidad gallega  presentan caudales inferiores a los niveles habituales en esta época del año. En función de la evolución se estudiará si se eleva la alerta o no. n