ESTA SEMANA RECIBIRÁ UN HOMENAJE MÁS POR SU TRABAJO EN LA PROMOCIÓN DEL BAILE GALLEGO, EN ESTA OCASIÓN DESDE REDONDELA

Wenceslao Cabezas: Más de medio siglo dedicado al folclore

“Polo”, como es conocido popularmente cumplió este año tres décadas al frente de la Escola Municipal de Danza, que unidas a los 22 años anteriores en distintos centros suman más de medio siglo enseñando baile gallego: 12 años en Redondela, 17 en Baiona, 13 en Cotobade y 3 en Tui. Por sus clases pasaron más de 35.000 alumnos, de los que 30 se han convertido en profesores y de los que asegura “hace un seguimiento constante”. Medalla de Galicia, premio de la Reconquista, doblemente nombrado Vigués Distinguido, son muchos los homenajes que ha recibido. Esta semana será el Concello de Redondela quien reconozca su labor en defensa de la danza y la música tradicional.
Wenceslao Cabezas: Más de medio siglo dedicado al folclore
Con 67 años estrenados hace tres días, considera que ya ha cumplido con su función: “Lo que me falta por hacer es no hacer nada más, retirarme y pasear con mi mujer, que a lo largo de mi carrera profesional ha tenido que tener mucha paciencia ante los continuos compromisos a los que acudía”. Al finalizar el curso pasado se planteó jubilarse, pero nadie más se presentó al concurso convocado por el Concello para gestionar la Escola Municipal, por ese motivo este mes inició la que será su última temporada (4 años) al frente del grupo de baile.

FAMILIA UNIDA POR EL FOLK
En esta aventura lo acompañan dos de sus hijas y, por primera vez, sus dos nietos, a quienes supo transmitirles el gusto por el folclore gallego. “Les ponía música tradicional todos los sábados, alguna vez también caía algo del Dúo Dinámico o grupos similares, y me veían salir a actuar con el grupo de baile y con la banda de gaitas, por lo que al crecer acabaron involucrándose en este mundo”, afirma el gaitero, quien reconoce su orgullo por la trayectoria de sus vástagos: Su hija mayor dirige la agrupación Tangaraño, en Mos; otras dos son profesoras en la Escola Municipal de Danza de Vigo, y su hijo dirige la Escola de Gaitas de la Deputación, con sede en Ifevi, Cangas y Vilagarcía. La nueva generación la forman sus nietos, Álvaro y Suso Costas, con su banda The Crass con la que aspiran a grabar su primer disco: “A base de trabajar, de poner ilusión y pasarlo mal, saldrán adelante”, vaticina Polo.
Nacido en O Berbés fue el primero en inaugurar el clan de folclóricos: “Ni mis abuelos, ni mis padres le daban al baile o a la música; yo comencé en el instituto Santa Irene con 13 años, a los 14 bailaba en el grupo de Cíes y después de hacer la mili me pidieron que diera clases en la sección femenina y ahí comenzó todo”.