VIGO

Vigo viajará en Alvia cuando los AVE lleguen a Ourense en 2020

Los trenes AVE auténticos sólo llegarán a la estación ourensana mientras las otras ciudades gallegas seguirán con Alvia, cuya velocidad máxima es 100 kilómetros por hora menos

La diferencia de velocidad máxima de los trenes AVE con los Alvia es de cien kilómetros por hora.
La diferencia de velocidad máxima de los trenes AVE con los Alvia es de cien kilómetros por hora.
Vigo viajará en Alvia cuando los AVE lleguen a Ourense en 2020

Ningún tren de alta velocidad pasará de la estación de Ourense Empalme cuando se inaugure la línea gallega con la solución provisional desde Taboadela. El resto de las ciudades, hasta ahora conectadas con Madrid con trenes Alvia seguirán utilizando estas unidades, cuya velocidad máxima es de 250 kilómetros por hora en vías de ancho estándar reguladas con sistema ERTMS-2, cien kilómetros por hora menos que los trenes AVE puros circulando por la misma línea desde Madrid hasta Taboadela.
En el pliego de condiciones particulares de las obras de instalación del Cambiador de ancho de Taboadela y de las obras de montaje de la vía del ramal desde la traza del AVE a la estación de Taboadela donde conecta con la línea convencional, Adif Alta Velocidad especifica que los trenes que utilizarán el cambiador de ancho serán los trenes de las series S130 y S730. Los primeros, son los Alvia eléctricos diurnos que circulan en la actualidad entre Barcelona y Galicia diariamente. Los segundos, son los híbridos que desde junio de 2012 realizan las conexiones diurnas entre Galicia y Madrid. 
La diferencia de velocidad máxima entre los trenes AVE puros y los Alvia podría suponer una diferencia de tiempos de viaje de en torno a una hora para los viajeros de Vigo o Santiago. A lo largo de los más de  500 kilómetros de recorrido de sus trenes por las vía de alta velocidad tendrán un límite cien kilómetros por hora por debajo de los trenes AVE que sí llegarán a la estación de Ourense.

Lanzaderas
Los usuarios de Vigo, Santiago, A Coruña o Lugo podrían ganar hasta casi una hora si utilizan el tren AVE entre Madrid  y Ourense y luego transbordan en la estación de Empalme a lanzaderas hasta sus destinos locales que en un viaje directo en Alvia. 
Esta situación no se verá mejorada incluso cuando entre en servicio la variante exterior de Ourense la vía de ancho estándar llegue directamente a la estación de Empalme, dado que el resto de la infraestructura ferroviaria gallega está trazada en ancho ibérico, al menos hasta que entren en servicio comercial los trenes AVRIL de rodadura desplazable, los primeros trenes AVE puros capaces de circular por vías de ancho ibérico. Pero la fabricación de los mismos, que preveía la entrega de las primeras unidades para el año 2020 se ha visto retrasada por cambios en las alianzas del fabricante español con sus proveedores de la tecnología de tracción de dichos trenes.

Un cambiador reciclado
El contrato que acaba de licitar Adif Alta Velocidad para el montaje del cambiador de anchos en Taboadela utilizará los mecanismos y elementos de vía que se estaban utilizando en la instalación de Medina del Campo. Se trata de un cambiador de ancho dual, lo que significa que puede ser utilizado tanto por los trenes de sistema de rodadura desplazable de Talgo, como los de CAF, las dos empresas españolas que han fabricado trenes capaces de circular por vías de ancho ibérico y estándar.
El contrato, cuyo importe asciende a 4,99 millones de euros, IVA excluido, comprende también el montaje de la vía y todos los elementos de la superestructura vinculados a ésta, de los casi dos kilómetros de ramal que conectarán la línea de alta velocidad con la estación de la línea convencional en Taboadela. El cambiador se emplazará en el ramal, en un punto de la traza que esté libre de desniveles, pues la diferencia de 25 metros entre la línea AVE y la línea convencional obligan a pendientes que pueden llegar hasta 25 milésimas en su punto extremo. La línea de conexión es de vía única, aunque en algún tramo dispondrá de dos vías, para poder enlazar con el cambiador.
El sistema de cambio de ancho adoptado por Adif en sus instalaciones permite la reutilización de gran parte de la infraestructura. En este caso no solo se utilizarán todos los mecanismos propios del sistema dual. También los módulos en los que se encuentran las oficinas, los sistemas de generación eléctrica y consumibles, etcétera. El cambiador no se conecta a la red eléctrica, sino que trabaja de manera autónoma con un generador propio. El otro elemento necesario es el suministro de agua caliente para evitar el bloqueo de los mecanismos por heladas. n