VIGO

Unanimidad en el Parlamento: "sí" a la salida sur ferroviaria

La Cámara insta al Gobierno a reiniciar los trámites para la conexión directa Vigo-Porriño

La salida sur partiría de la estación de Vigo-Urzaiz e iría bajo Vázquez Varela hasta Porriño.
La salida sur partiría de la estación de Vigo-Urzaiz e iría bajo Vázquez Varela hasta Porriño.
Unanimidad en el Parlamento: "sí" a la salida sur ferroviaria

La Comisión 2ª del Parlamento de Galicia aprobó por unanimidad una proposición no de ley, impulsada por el PSOE, a través de la que se demanda al Gobierno central a continuación de los trámites administrativos y técnicos necesarios para afrontar la construcción de la conocida como Salida Sur ferroviario de la ciudad de Vigo, que implique el desvío del paso del tren por el centro de O Porriño. Asimismo, se demanda que esta nueva infraestructura tenga prestaciones de alta velocidad y se coordine con el Gobierno portugués. Dicha iniciativa ha sido retomada por el Eixo Atlántico de municipios de la Eurorregión, al considerar que se trata de la mejor solución y la más eficiente. Su coste estimado iría a unos 400 millones de euros, incluyendo la construcción de un túnel bajo el Meixoeiro.
El diputado socialista vigués Abel Losada es el autor de la propuesta. Tras mostrarse muy satisfecho por el visto bueno unánime de la Cámara, destacó que la propuesta trata de ir consolidando  el corredor atlántico ferroviario, frente al mediterráneo. "En los momentos duros de la crisis había que priorizar políticas de carácter social, ahora que se recupera la economía es el momento de las proyectos pendientes, es imprescindible la salida sur y la conexión hacia Oporto, y reactivar la variante por Cerdedo, que permitirá captar el tráfico de Portugal", explicó. Recordó que ya  hay un estudio informativo y necesita un proceso largo. "Permitiría tener una estación pasante como más potencialidad y futuro, con eso sería una T de verdad, con Vigo en el centro hacia Coruña y Lisboa". 
El portavoz de Infraestructuras del grupo popular, Martín Fernández Prado, defendió por su parte la necesidad de que el Gobierno central "continúe trabajando en la mejora de la conectividad ferroviaria de Galicia, en particular en coordinación con el Gobierno de Portugal para la implantación del alta velocidad en la línea. Prado destacó "el enorme esfuerzo inversor" realizado por el Gobierno central en época de crisis para la llegada del AVE a Galicia e incidió que desde el PPdeG "apoyamos la salida sur del AVE en Vigo, de manera que se potencie el eje de comunicaciones ferroviarias con Portugal". 

Eixo, patronal y otros grupos, de acuerdo en retomar el proyecto

nnn La salida sur se planteó por el Ministerio de Fomento en 2006 como un estudio informativo aprobado el 22 de febrero de 2007 y que incluía un ramal de comunicación hacia Porriño a través de un tramo subterráneo por Vigo que partía desde la estación de Urzaiz y que permitiría acceder de forma directa al sur y hacia el corredor de Oporto. 
Para dicha actuación se tuvieron en cuenta los estudios llevados a cabo para la integración urbana del ferrocarril en la ciudad, así como la remodelación prevista para la propia estación de Vigo Urzaiz, punto donde entroncaría el nuevo tramo Porriño-Vigo, a una cota inferior  mediante un túnel bajo Vázquez Varela. 
El trazado contemplaba como principal actuación un túnel bajo Puxeiros y la realización de la llamada variante de Porriño, de cuatro kilómetros de longitud, que eliminaba el paso de la actual línea ferroviaria de ancho ibérico por el centro urbano de la villa, permitiendo la supresión del conflictivo paso a nivel, justo que lo periódicamente demanda el Concello porriñés y ha vuelto a poner encima de la mesa tras el accidente del Tren Celta. 
El secretario del Eixo Atlántico, Xoán Vázquez Mao, ya ha conseguido un respaldo total del organismo y ha logrado que la Confederación de Empresarios (CEP) se haya sumado con entusiasmo  a su iniciativa con la idea de formar "un lobby", como explicaron, para presionar para volver a poner esta iniciativa encima de la mesa. "La línea está obsoleta, es de 1878, y la solución pasa por recuperar la salida sur que José Blanco paralizó y Ana Pastor dejó de lado", ha insistido Mao. El Eixo se basa en el informe que realizó el exdirector de Transporte de la Xunta, que eleva a 400 millones el coste de la salida sur, al añadir a los túneles -bajo Vázquez Varela y Puxeiros, que serían 231 millones- la variante de Porriño. La salida ferroviaria haría posible que la estación de Vigo sea pasante y viajar hasta Lisboa desde A Coruña. Dicho trazado libraría a Porriño del paso a nivel, aunque la vía actual se podría utilizar para articular por la Xunta una línea de cercanías o metrotrén hasta Redondela y Vigo que tendría un apeadero en As Gándaras, lo que permitiría reducir circulación de la autovía.