VIGO

El tercer viaje de Jules Verne a Vigo

El Marco estrenó su nueva etapa tras tres meses sin actividad con una propuesta que pone en valor el vínculo entre la ciudad y el escritor francés, haciendo única la exposición itinerante de la Fundación Telefónica

Abel Caballero, presidió la inauguración y se refirió al museo como "un contenedor hacedor de cultura".
Abel Caballero, presidió la inauguración y se refirió al museo como "un contenedor hacedor de cultura".
El tercer viaje de Jules Verne a Vigo

 “Julio Verne. Los límites de la imaginación” llena de contenido la planta baja del Museo de Arte Contemporáneo, de mano de la Fundación Telefónica en una tercera visita del escritor francés a la ciudad, ésta virtual que se suma a las dos que hizo en vida. La exposición, que estará hasta el 16 de octubre, marca el inicio de una nueva etapa en la trayectoria del centro, que hasta ahora daba prioridad a vías de expresión artística conceptuales y experimentales. La actual muestra itinerante llega a Vigo en por la celebración por el 150 aniversario de la entrada del “Nautilus” a la Ría (con la publicación de la primera edición de “20.000 leguas de viaje submarino” y su capítulo ambientado en las profundidades de Rande), así como de los 140 años de la primera estancia de Verne a Vigo. “En ningún sitio ha logrado transformarse tanto; sabíamos que hablábamos de una de las ciudades del mundo que más tiene que ver con Verne”, apuntó Miguel Ángel Delgado, que junto a María Santoyo, comisaría la exposición.
Concebida como una aventura, donde se da prioridad a la relación de la obra de Verne con el mar, en el montaje se diferencian dos partes: la común y la específica de Vigo, “Mobilis in Mobili”, coordinada por Eduardo Rolland, miembro de la Sociedad Verniana y asesor local de la muestra. Así, el vínculo Vigo-Verne es el corazón del montaje con préstamos de museos y colecciones privadas. Se centra en sus visitas de a la ciudad, con un plano que testimonia sus movimientos; en la propia batalla de Rande, con grabados de la época o uno de los bastones de Rande hechos con la madera de los pecios, ambas piezas de Castrelos; las expediciones en busca del tesoro de Rande, al igual que hizo Nemo, con grabados de las primeras inmersiones, también de Castrelos o trajes de buzos de la época, del Museo do Mar. Del centro de Alcabre hay otros préstamos como una moneda conmemorativa de la batalla, la maqueta del “Saint Michel III”, yate con el que Verne llegó a Vigo o la maqueta del submarino de Isaac Peral, inspirado en la nave de Nemo.
En la parte genérica hay juegos de iluminación, ilustraciones en gran formato y alguna pieza original como la bovina de Ruhmkorff, propiedad de Telefónica, las utilizadas por el capitán Nemo. 
Bajo el lema “Territorios vernianos”, invitan al espectador a un recorrido por la época del escritor a base de sus obras. Así, muestran los mundos conocidos por Verne y las fronteras por explorar. Presentan a trotamundos que compartían el espíritu aventurero del francés como la periodista americana Nellie Bly que logró dar la vuelta al mundo en 72 días; pero también la adaptación al teatro y al cine de la novela protagonizada por Phileas Fogg. Al tiempo que “Las aventuras del capitán Hatteras” se acompañan por las experiencias de Shecklton o Andrée en La Antártida. Por otra parte,Santos Dumont o Nadar, conquistadores del aire, dialogan con las novela “De la Tierra a la Luna” o con “Alrededor de la luna”. Fotografías, carteles, películas y distintas expresiones inspiradas por el astro lunar completan la sección. 
La estancia final semeja un puente entre el antiguo y el nuevo Marco. En medio de una sala blanca, cuelgan del techo palabras a simple vista sin sentido. Solo desde un punto se puede leer, una cita de Verne que guarda el espíritu de la exposición.

Caballero: “Este contenedor es un hacedor de Cultura” 

El alcalde Abel Caballero regresó ayer a una inauguración en el Museo de Arte Contemporánea, la última fue hace un año, con la retrospectiva de Ánxel Huete. Lo hizo acompañado por ocho de los concejales del Gobierno. En su discurso habló del Marco, y sin hacer referencia a esta nueva etapa que inicia y sin turno de preguntas, apuntó que “este contenedor es un hacedor de Cultura y de actos culturales”. Asimismo, tendió la mano a los representantes de la Fundación Telefónica para ofrecer los espacios municipales: “Queremos formar parte de sus rutas”, dijo. Curiosamente, el próximo jueves, se inaugura en la ciudad otra exposición promovida desde la obra social de Telefónica, en esta ocasión en Afundación: “A Arte no Cómic”, comisariada polo historiador Asier Mensuro.

Ilusión y polémica, dos caras de una inauguración

Martiño Nogueira, quien recalcó su función como gerente del Marco “no como director”, estaba especialmente satisfecho con la nueva exposición del museo: “Esta inauguración es una ilusión para el equipo, ya que lo que queremos es abrir las salas al público; mientras está cerrado, no se ve el trabajo que se está haciendo”. Así, justifica los más de tres meses con las salas vacías, tras el cambio de rumbo, dirigido desde el Concello. Asimismo, Nogueira afirmó que próximamente habrá otra inauguración, la de “Metrópole”, en las salas del primer piso. Tras la renuncia de 18 de los 20 artistas invitados, el comisario última nuevas confirmaciones. Sin embargo, el acto no estuvo falto de polémica. Amigos do Marco protestaron con banda sonora incluida por el giro en la filosofía del museo y ante la indiferencia del alcalde hacia ellos.