VIGO

Profesionales y colectivos reclaman la unidad de psiquiatría infanto-juvenil

El Movemento Galego da Saúde Mental, formada por profesionales y colectivos, reclama la creación de una unidad de psiquiatría infanto-juvenil en el Hospital Álvaro Cunqueiro que de servicio a todo el sur de Galicia.

El Hospital Álvaro Cunqueiro.
El Hospital Álvaro Cunqueiro.
Profesionales y colectivos reclaman la unidad de psiquiatría infanto-juvenil


Recuerdan que la Xunta había prometido en 2010 potenciar el desarrollo de la psiquiatría infanto-juvenil con la creación de estos dispositivos de hospitalización psiquiátrica y con hospitales de día. Dos años después se inauguró la de Santiago, aunque con menos recursos de los previstos. En 2013 se planteó abrir una segunda unidad para el sur gallego con seis camas, pero el proyecto que defendían los jefes de servicio de Psiquiatría y de Pediatría del Complejo Hospitalario Vigués quedó aparcado de nuevo. El Movemento  Galego de Saúde Mental considera que esta carencia vulnera los derechos de la infancia al ingresar menores en las unidades de hospitalización de adultos, restringiéndose su movilidad a su habitación para no mezclarse con los mayores. En 2016 el Sergas reconocía que los menores del área eran derivados para ingreso a la Unidad de Hospitalización de Santiago (unos diez pacientes) y que en las unidades de adultos habían ingresado a 15 adolescentes, asegurando que la unidad de psiquiatría infanto-juvenil no era prioritaria en ese momento. El hospital buscó una solución por la que la hospitalizción de niños se ubicó en Pediatría y la de adolescentes en un espacio específico de la de adultos con un pasillo aislado. Para el Movemento Galego de Saúde Mental no era aceptable esta solución y reclamaba recursos de nueva creación. Por ello valoran de forma negativa que el conselleiro de Sanidasd confirmase hace unos días que no se creará una unidad específica en el Cunqueiro, porque entienden que se vulneran las recomendaciones de la atención sanitaria. Al margen de esto, reclaman la creación de un hospital de día en salud mental infantil y de la adolescencia, tal como funciona en otras comunidades autónomas, y una mayor ratio de psiquiatras y psicólogos clínicos para atender a la población, entre otras mejoras.n