VIGO

La paciencia de la FEMP por la financiación local se agotó

Caballero no descarta más acciones "para que nos permitan utilizar nuestro ahorro"

La comisión de diputaciones de la FEMP se reunió ayer en Pontevedra, con Caballero y Silva de anfitriones.
La comisión de diputaciones de la FEMP se reunió ayer en Pontevedra, con Caballero y Silva de anfitriones.
La paciencia de la FEMP por la financiación local se agotó

n n n El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, advirtió al Gobierno de que la "paciencia de las corporaciones locales  se agotó" y amenazó con emprender "acciones potentes" si no se aborda de manera urgente la reforma del actual sistema de financiación.
Durante la reunión de la comisión de diputaciones, cabildos y consejos insulares de la FEMP, celebrada en Pontevedra, Caballero aseguró que la administración local está viviendo un momento "casi dramático" ante la negativa del Gobierno de aceptar negociar con ellos "en paralelo" con las comunidades autónomas.
Recordó que, en los últimos cinco años, ayuntamientos y diputaciones han sido "centrales y claves" para que España pudiese cumplir con los requisitos impuestos desde Bruselas, generando un superávit de más de 32.000 millones de euros "que no podemos utilizar en beneficio de los ciudadanos de cada territorio".
Hasta ahora, el Gobierno permitía destinar parte de ese dinero para inversiones financieramente sostenibles a través de los presupuestos generales del Estado, pero Caballero recordó que este año, ante la falta de acuerdo para aprobarlos, existe un "grave riesgo" de que ese dinero no pueda ser reinvertido.
El presidente de la FEMP desveló que en el seno del organismo existe una "gran preocupación" sobre este asunto, ya que "no vemos que el Gobierno hable y diga qué va a hacer para mejorar la financiación" y permitir que se reinvierta este superávit.
Así reiteró que la administración local es la "única" que ha cumplido con los criterios impuestos por Bruselas a España en materia de deuda, déficit y techo de gasto y, a pesar de ello, sus necesidades han sido "desatendidas absolutamente" por parte el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy.
A este respecto, el presidente de la comisión de diputaciones, cabildos y consejos insulares de la FEMP, Francisco Reyes, añadió que sería "oportuno, necesario y conveniente" que los ayuntamientos pudiesen reinvertir su superávit en la prestación de servicios municipales, en obras públicas que generen empleo o en inversiones sostenibles. Todos ellos se lo merecen, añadió el presidente de la Diputación de Jaén, tras ser los "grandes cumplidores" de la crisis.
El presidente de la Diputación de Salamanca, Francisco Javier Iglesias, también solicitó al Gobierno que "flexibilice" las normas de financiación para que la administración local pueda destinar "nuestros ahorros" a la mejora del "bienestar" de sus ciudadanos.
La reforma de la financiación local fue el tema central que se ha abordado en la reunión de esta comisión de la FEMP celebrada en Pontevedra.
Francisco Reyes explicó que, además, la comisión ha acordado solicitar al Gobierno que permita a ayuntamientos y diputaciones aumentar las contrataciones de funcionarios públicos para poder reponer parte de los más de 70.000 empleos perdidos durante la crisis, entre bajas, jubilaciones y contratos no renovados.
La administración local, según Reyes, "asumimos cada vez más competencias" y los recursos que tienen a su disposición "no se corresponden", por lo que la financiación que reciben por ello "no llega" para cubrir el gasto que genera la prestación de estos servicios.
La FEMP, en este encuentro en Pontevedra, también reclamó al Gobierno que recupere las aportaciones que realizaba hasta 2012 a los planes provinciales de obras y servicios; y se ha analizado el convenio con la DGT para el intercambio de información entre ayuntamientos, diputaciones y Tráfico.
El presidente de la Diputación de Jaén ha sido quien, además, reconoció la "gran preocupación" que existe en el seno de la administración local ante la despoblación. n