VIGO

La nieta de Auschwitz honra a las tres de Ribadavia

La viguesa Alexandra Touza publica un cuento sobre las "Schlindler gallegas" que salvaron a cientos de judíos en 1940

La viguesa Alexandra Touza, desde el mirador de Hispanidad, en O Castro.
La viguesa Alexandra Touza, desde el mirador de Hispanidad, en O Castro.
La nieta de Auschwitz honra a las tres de Ribadavia

nnnAlexandra Touza, viguesa y nieta de un superviviente del campo de concentración de Auschwitz, acaba de publicar un cuento para niños sobre las tres mujeres de Ribadavia que tras la Guerra Civil, en 1940, lograron salvar la vida de medio millar de judíos que huían de la ocupación alemana, facilitando el paso de la frontera hacia Portugal. Las Tres de Ribadavia, Lola, Amparo y Xulia Touza, son además  parientes lejanas de Alexandra, otro motivo para dar a conocer su historia, que cuenta con el apoyo de la Xunta, la Asociación Galega de Amizade con Israel, la Asociación de Mujeres “Executivas de Galicia” y la Diputación de Ourense, entre otros organismos participantes. 
El cuento tendrá una tirada inicial de 1.500 ejemplares y servirá, explica Alexandra, para dar a conocer un poco más de cerca la historia de tres mujeres valientes que arriesgaron su vida para salvar la de cientos de judíos desde Ribadavia.
Su propio relato personal tiene mucho que ver. El abuelo de Alexandra, holandés y judío, acabó a los 13 años deportado al campo de exterminio de Auschwitz. "Todos murieron menos él. Tuvo que empezar desde cero y volvió a Holanda tras la guerra, y allí se alistó en el ejército, que le envió a las colonias holandesa. Luego se casó con mi abuela, también holandesa, y nació mi madre". 
Por su parte, la historia del padre comienza en la familia Touza de Ribadavia, la misma que las tres mujeres. Como tantos otros gallegos, emigró, en su caso a los Países Bajos, "donde conoció a mi madre y vinieron a Vigo y aquí tuvo su familia", cuenta Alexandra, por tanto medio judía, medio gallega, medio holandesa. Su familia de Ribadavia fue la le contó la historia de las tres mujeres que ayudaron a más de 500 judíos a escapar. "Estoy tan agradecida, que hice  el cuento de Lola Amparo y Xulia, las hermanas Touza, familiares lejanas", señala. 
Las "Schindler gallegas" tejieron toda una red desde su pequeño quiosco frente a la estación de ferrocarril de Ribadavia para que judíos escaparan: les ayudaban a cruzar por el río y escondían a la gente. "Muchos venían buscando a estar mujeres de la estación de la libertad, como la llamaban. Van a hacer una película y lo merecen. Tenían un corazón enorme", asegura.
La historia se comenzó a divulgar cuando uno de los supervivientes regresó a Ribadavia ya mayor. Quería ponerse en contacto con ellas pero habían fallecido. Además, tenían un pacto entre ellas: no se podía contar hasta que las tres hubieran muerto. "Todo el pueblo sabía que estaban pasando judíos, pero nadie las delató", explica la autora. La historia de las hermanas Touza llegará a Hollywood de la mano del director y escritor Emilio Ruiz Barrachina, que acaba de publicar la novela "Estación libertad", y está en fase de pre-producción.
El cuento de Alexandra Touza cuenta con varios patrocinadores, aunque ella misma precisa que se trata de  una iniciativa de la firma Ponle cara al Turismo, que realiza  proyectos de dinamización distribuidos por toda Galicia. n