VIGO

Locos por la caza de pokémon

Un grupo de aficionados vigueses se reúne en los parques de la ciudad de forma periódica para jugar. Las quedadas se organizan a través de las redes sociales

Un grupo de aficionados vigueses celebró ayer en A Bouza con una queda la aparición de Mewtwo, uno de los personajes del juego.
Un grupo de aficionados vigueses celebró ayer en A Bouza con una queda la aparición de Mewtwo, uno de los personajes del juego.
Locos por la caza de pokémon

nnn  El frío, la niebla y la lluvia no fueron suficiente para hacer desistir a unos ochenta aficionados a la caza de pokemones de asistir a la cita que ayer celebraba en A Bouza el aniversario de la creación de Mewtwo, uno de las criaturas ficticias que pueblan el juego Pokémon, que hizo furor hace unos años y que aún cuenta con un nutrido grupo de fieles seguidores. 
Los aficionados vigueses se reúnen de forma periódica en los principales parques de la ciudad para "competir entre nosotros y pasar un buen rato. Esta es una actividad que engancha y en la que participan desde niños de 3 años hasta personas de sesenta", comenta Ruth Cao Rodríguez, una de las integrantes del equipo y administradora del grupo de Telegram por el que se comunican y organizan las "quedadas". 
Los primeros jugadores llegaron al parque de A Bouza poco después de las nueve de la mañana. En esta ocasión había tres grupos formados que competirían entre ellos para hacerse con el "gimnasio", aunque según explica Ruth completamente empapada por la fina lluvia que se empeñó en caer a lo largo de toda la mañana de ayer, "se puede decir que no competimos entre nosotros. Al principio nos peleábamos para ganar y ahora lo que hacemos es jugar y divertirnos todos juntos". En esta ocasión ganaron los integrantes del equipo amarillo, representantes del instinto, que lograron vencer a los del grupo azul, que simbolizaba la sabiduría y a los del rojo, abanderados del valor. El juego consiste en buscar y capturar personajes de la saga Pokémon escondidos en ubicaciones del mundo real y luchar con ellos, lo que implica desplazarse físicamente por las calles de la ciudad para progresar.  En Vigo la elección "son los parques como este o el del castro y Samil, donde también solemos reunirnos". El medio para quedar son las redes sociales "que nos permiten estar siempre en contacto". El sistema funciona a la perfección desde hace dos años, cuando organizaron la primera "caza" de pokémons en Vigo. "Ahora vienen familias enteras, padres e hijos, a disfrutar y jugar juntos", explica Ruth, que comenta divertida que "algunos de los participantes nunca vieron los dibujos ni son de la generación Pokémon". En su caso, por ejemplo, llegó a esta afición "a través de mis sobrinos más pequeños que se pasaban las horas viendo los dibujos". n