VIGO

El líder ‘migueliano’ se refugia en Madrid con los suyos

Miguel Rosendo regresa al chalé de Collado Villalba donde fue detenido hace cuatro años

El fundador de la Orden y Mandato de San Miguel, a su salida de la cárcel el miércoles.
El fundador de la Orden y Mandato de San Miguel, a su salida de la cárcel el miércoles.
El líder ‘migueliano’ se refugia en Madrid con los suyos

 El fundador de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, Miguel Rosendo, pasó su primer día en libertad refugiado con su familia y allegados en Madrid. Fuentes cercanas al líder del grupo confirmaron que tras su salida de la cárcel de Teixeiro puso rumbo a la capital, al chalé de Collado Villalba donde fue detenido hace cuatro años y donde hasta ahora residen su mujer, e hijos así como su nuera y sus nietas.
El acusado de hasta una veintena de delitos, entre ellos asociación ilícita, abusos sexuales, agresión sexual y contra la integridad moral, estuvo arropado desde el primer momento por sus más fieles seguidores. A su salida de la cárcel le esperaban los tres sacerdotes que hicieron de la causa de los ‘miguelianos’ su estandarte de lucha para demostrar que todo ha sido, según aseguran, un complot contra Rosendo. También acudió Marta Paz, uno de los denominados “bastones” que estuvo detenida en su momento pero que fue exculpada por la Fiscalía antes de que se celebrara el juicio.

La comunidad en apoyo del fundador de la asociación, que se ha mantenido activa todos estos años a través de las redes sociales, hizo pública su satisfacción por la decisión de la Audiencia de poner en libertad a Rosendo. “Os compartimos una noticia que aún no siendo lo que esperamos, que es una sentencia absolutoria para todos los acusados....Es sin duda una gran alegría”, en referencia a la liberación del principal acusado en la causa, que pasará sus primeras navidades en libertad desde hace cuatro años.
Miguel también se mostraba emocionado al abandonar la cárcel  el miércoles. Además de insistir en su inocencia y dar las gracias al tribunal por la decisión de ponerle en libertad, se mostraba como firme defensor de la dignidad de la mujer.