VIGO

Los juicios suspendidos por la huelga rozan los 200 en dos días

La adhesión en los juzgados de Vigo se mantenía en el 95% con un ligero aumento del número de funcionarios que ayer no acudieron a su puesto de trabajo

La inactividad era la tónica general en la mayoría de los juzgados de Vigo donde la huelga prácticamente llega al 95%.
La inactividad era la tónica general en la mayoría de los juzgados de Vigo donde la huelga prácticamente llega al 95%.
Los juicios suspendidos por la huelga rozan los 200 en dos días

 Los juzgados vivieron ayer el segundo día de huelga de los funcionarios de justicia, lo que sumió las instalaciones de la calle Lalín   en una calma inhabitual para un jueves, una de las jornadas con mayor número de señalamientos en la mayoría de las salas. Fuentes sindicales apuntaron que se había registrado un ligero aumento del seguimiento del paro, que el miércoles -primer día de protestas-  se situó en Vigo próximo al 95%, el porcentaje más alto de adhesión a la huelga de toda Galicia. Además, calcularon que se podrían haber suspendido alrededor de un centenar de juicios en una jornada habitualmente muy movida en las salas de Instrucción y de lo Social. Este número de juicios suspendidos se suma a los ochenta del primer día. lo que supone ya casi dos centenas de vistas que deberán celebrarse en otra fecha, colapsando los ya saturados juzgados vigueses.
Desde la Consellería de Presidencia las cifras que se daban eran ligeramente más altas que las del miércoles, confirmando el paro de un  42,11% del personal. Las mismas fuentes apuntaron a que ayer acudieron a sus puestos de trabajo un total de 1.137 funcionarios de un total de 2.700. Aseguraban además que los servicios mínimos se estaban cumpliendo en su totalidad. Por provincias, el seguimiento de la huelga en A Coruña fue del 40,12%; en Lugo, del 35,92%; en Ourense, del 49,27%, y en Pontevedra, del 48,91%. En el cálculo de estos datos incluye que 118 funcionarios no acudieron a sus puestos por ausencia justificada y 770 cumplieron servicios mínimos.
La Xunta mostró en un comunicado hecho público  su "respeto al ejercicio del derecho de huelga de los trabajadores", aunque ha apelado a su "responsabilidad" para no "perjudicar a la ciudadanía" y ha mantenido su "disposición a dialogar". La Xunta mantiene que el aumento salarial del complemento transitorio que demanda el comité de huelga y que cifra "en unos 3.000 euros al año" por trabajador público es "absolutamente inasumible" para las arcas públicas gallegas, e insiste en que la propuesta autonómica sitúa las retribuciones de los funcionarios judiciales de la comunidad "por encima de la media".
Los registros civiles están siendo uno de los servicios más afectados en la segunda jornada de huelga indefinida. Como en las restantes sedes judiciales, en Vigo apenas se tramitaban licencias de enterramientos y casos urgentes, mientras que los restantes procedimientos no eran resueltos ni tramitados.
Por su parte, el alcalde de Vigo expresó también ayer en rueda de prensa  su "preocupación por la actitud de la Xunta" ante el conflicto con los trabajadores de la administración gallega de Justicia e instó al gobierno autonómico a "solucionar" dicha crisis.  Además, el regidor pidió a la Xunta "que atienda las reinvindicaciones" de los trabajadores, a quienes respalda en sus peticiones, al tiempo que criticó que el gobierno gallego mantenga una posición de "no dialogar, de cerrazón total y sin dar soluciones que los trabajadores puedan aceptar". Según Caballero, es "imprescindible que la Xunta se ponga manos a la obra", porque "la teoría de que 'tengo mayoría absoluta y no hago caso', no vale", dijo.