LA ESTACIÓN DE VIALIA VIGO

La inseguridad jurídica deja desierto el concurso de la estación de Mayne

El Ministerio de Fomento afirma que mantiene el proyecto de terminal de Vialia mediante otro planteamiento

El famoso diseño de terminal y centro comercial de Vialia realizado por Thom Mayne.
El famoso diseño de terminal y centro comercial de Vialia realizado por Thom Mayne.
La inseguridad jurídica deja desierto el concurso de la estación de Mayne

Había dos grupos que se dirigieron al Ministerio de Fomento para mostrar su interés en participar en el concurso convocado por Adif Alta Velocidad (empresa pública de Fomento) de licitación, desarrollo, construcción y explotación del centro Vialia de Vigo-Urzaiz, que incluye la terminal diseñada por Thom Mayne. Pero ninguno de ellos finalmente presentó su propuesta y la oficializó, según el ministerio debido a la “falta de seguridad jurídica” derivada de la anulación del Plan General de Vigo por los tribunales. Por segunda vez, el concurso ha quedado desierto, pese a que las condiciones eran en esta ocasión mejores. En esta ocasión, se planteaban dos propuestas, la denominada A, agotaba la edificabilidad lucrativa permitida por el Plan General anulado con un máximo de 42.000 metros cuadrados, que se corresponden con una superficie construida de 120.057 metros cuadrados y una inversión máxima estimada de 152 millones de euros IVA incluida. En la B, la edificabilidad se reducía a 35.000 metros y la superficie  construida a 9’.476, con una inversión máxima de 83 millones. El concurso contemplaba una colaboración público-privada, de forma que Fomento aprobaba la concesión a la empresa que estaba dispuesta a aportar la cantidad más alta, poniendo el resto ADIF. Pero no ha habido ningún grupo dispuesto a dar el paso decisivo, pese a la aprobación de la “ley Vigo”, que permitiría modificar el Plan General para adaptarlo al centro Vialia. El miedo a quedarse empantanado en un conflicto urbanístico ha prevalecido.
¿Significa el final del proyecto de Mayne? Un portavoz de Fomento lo negó rotundamente y aseguró a este diario que el ministerio ya trabaja con otras posibilidades.
La misma fuente indicó que en primer lugar el consejo de administración de ADIF tomará conocimiento oficial de que quedó el concurso quedó desierto y en los próximos días estudiará qué opciones hay para iniciar otro procedimiento. 
El portavoz de Fomento insistió en que se trata de  un proyecto que desde el punto de vista económico hay interés pero  no jurídicas, y espera que en los próximos meses "con la colaboración del ayuntamiento" se pueda iniciar otro proceso jurídico, "porque el proyecto tiene interés y viabilidad y si no hemos sabido reunir las condiciones lo que hay que hacer es ver cómo hacerlo, no tiene sentido renunciar a un proyecto que es beneficio para la estación, la ciudad y la economía local". 
Desde Fomento se señala que la sentencia contra el Plan General sobrevino a mitad del proceso de licitación, "y nos cogió por sorpresa" y aclaró que el ministerio ya no puede hacer otra prórroga. "Si hubiera posibilidad ADIF lo habría planteado, pero la ley no lo permite", aclaró. 
En este sentido, insistió en que la intención es la misma, "seguir adelante con la máxima celeridad". Y niega que se trate de una situación similar a la primera vez en que se quedó desierto el concurso. "Entonces era un tema económico, no había interés inversor, ahora todo el mundo sabe que se trata de un tema legal sobrevenido". Y aclaró que "ni siquiera la ley del suelo -la "ley Vigo"- sirve para el que tiene que arriesgar 100 millones, que necesita mayor solidez urbanística", aclaró. n