VIGO

Incargo y un grupo de Baleares apuestan por cruceros en Vigo

El Puerto adjudicará en semanas la segunda empresa terminalista de tráfico de pasaje

La terminal de cruceros tiene su punto clave en la Estación Marítima, donde trabaja Vigo Terminal Cruise, la única terminalista actual, que seguirá.
La terminal de cruceros tiene su punto clave en la Estación Marítima, donde trabaja Vigo Terminal Cruise, la única terminalista actual, que seguirá.
Incargo y un grupo de Baleares apuestan por cruceros en Vigo

nnn La empresa de consignación de buques Incargo Galicia SL, del grupo vigués Remolcanosa, mantiene contactos avanzados con una firma especializada en cruceros en Baleares de cara a hacerse con el contrato abierto por la Autoridad Portuaria para la segunda terminal de trasatlánticos en Vigo. Incargo comenzó a operar recientemente pero ya mueve al año una docena de atraques -en septiembre al menos uno- y según señalaron fuentes próximas a la operación, hay convicción de que existe mercado para ampliar el tráfico de buques y el turismo marítimo, que parece en caída libre o al menos estancando. Entre las causas, la mayor competencia, con ofertas desde Oporto, Ferrol o incluso Arousa. A día de hoy, la terminal de cruceros tiene un único gestor, la compañía viguesa Pérez y Cía, pero en cuestión de meses tendrá competencia. La nueva firma se instalará en los bajos de la Estación Marítima, en locales ahora sin apenas uso. Desde la Autoridad Portuaria se asegura que la llegada de la nueva firma terminalista supondrá un impulso a l tráfico de viajeros "porque traerán cartera de pedridos y clientes nuevos. Seguro que permitirá crecer", señalaron en la institución portuaria viguesa. 
A finales de julio, López Veiga, presidente del Puerto, justificó la convocatoria del concurso para la adjudicación debido a que el tráfico de cruceros ha sufrido un importante estancamiento y el interés que han demostrado por Vigo determinadas empresas con cartera de pedidos propios. Así, el Puerto de Vigo sacará a concurso la habilitación y explotación de una segunda terminal de cruceros que  “puede ser importante” para ayudar a reeditar los “máximos históricos” de la terminal viguesa en esta actividad. Aunque a estas alturas de año el tráfico de cruceros es sensiblemente mejor que en 2017, la previsión es que 2018 acabe en las mismas cifras que el año pasado. Y para 2019 se mantiene la misma atonía, con Coruña por encima y Oporto a punto de superar a Vigo.n