VIGO

De escombros a obras de arte

Ignacio Pérez Jofre presenta mañana en Lilliput un libro retrospectiva de su producción

El artista, Ignacio Pérez Jofre, durante la creación de una de las piezas de “Escombros”, pintando directamente sobre un elemento encontrado en la calle.
El artista, Ignacio Pérez Jofre, durante la creación de una de las piezas de “Escombros”, pintando directamente sobre un elemento encontrado en la calle.
De escombros a obras de arte

nnn “Escombros” es el libro en el que Ignacio Pérez Jofre (Madrid, 1965) recoge los últimos cinco años de producción.  Con la excusa de una exposición en la galería La Gran, lleva a papel el análisis de su evolución desde las pinturas de la vida cotidiana de fondos neutros, a las realizadas sobre soportes encontrados en la calle, pasando por los murales realizados en pleno espacio urbano hasta llegar a su posicionamiento actual, de nuevo la reproducción más convencional de la escena urbana.
 “No fue una progresión lineal, ni una evolución continua, hubo un muchos altibajos, muchas vueltas atrás”, reconoce el artista, quien antes de la moda de las medianeras, ya intervenía en los muros de la ciudad, dotando con árboles bidimensionales el hormigón urbano. “Me siento cómodo trabajando en la calle, es un ámbito de interacción social, donde la gente me viene a hablar, se interesa por lo que estoy haciendo”.
Para Pérez Jofre, colaborador habitual del colectivo El Halcón Milenario y profesor en la Facultad de Belas Artes de Pontevedra, la ciudad “es una fuente inagotable de información para un artista, en ella se superponen tramas físicas y mentales; es el lugar donde se condensa la civilización”. Reconoce que no sabría trabajar sin el mundo urbano. Actualmente, su producción tiene dos vertientes: mantiene la acción en la calle, al tiempo que intenta llevar esa contemporaneidad a las obras de estudio: “Soy muy inquieto; el trabajo me tiene que estimular y divertir; no hago obras por producir, lo hago para descubrir constantemente”.n