VIGO

Detienen al dueño de un taller por sustraer coches de alta gama

Hallaron los vehículos, menos un deportivo japonés, en dos naves de Chapela y Salvaterra

La UDEV-1 d e la Brigada de la Policía Judicial de la Comisaría de Vigo llevó la operación.
La UDEV-1 d e la Brigada de la Policía Judicial de la Comisaría de Vigo llevó la operación.
Detienen al dueño de un taller por sustraer coches de alta gama

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Vigo detuvieron ayer a un joven portugués domiciliado en Salvaterra por la supuesta sustracción de varios vehículos de alta gama y una autocaravana a distintas personas que dejaron sus coches en el taller para mantenimiento o reparaciones, que pagaban por adelantado y se dilataban en el tiempo.
 La investigación arrancó cuando un ciudadano denunció que meses atrás había dejado su automóvil de alta gama en un taller para realizar el mantenimiento periódico, momento en el que abonó 2.300 euros. Pasadas dos semanas, el responsable del taller le dijo que faltaba una pieza, si bien un mes después la víctima fue al local y no localizó al encargado, por lo que presentó la denuncia.
Con las primeras comprobaciones, los investigadores verificaron que había varias denuncias en poblaciones cercanas por hechos similares y con el mismo taller implicado. En todos los casos los vehículos eran de alta gama, deportivos o auto caravanas; los trabajos ascendían a varios miles de euros y se cobraban por adelantado; y se alegaba que faltaba una pieza que "nunca llegaba". A partir de ahí, los agentes identificaron como responsable de estos hechos a un joven portugués y localizaron dos naves (una en Chapela y otra en Salvaterra) en las que fueron hallados todos los vehículos denunciados, a excepción de un deportivo japonés que se sospecha que fue enviado a un tercer país.
Además, se encontraron numerosas piezas, llaves, documentaciones y otros efectos que podrían pertenecer a otros vehículos que no se han podido identificar. Por todo ello, fue detenido al que se considera como el presunto "cabecilla de la organización", quien tiene "un gran número" de antecedentes por hechos similares y una orden de prohibición de salida del territorio nacional. El operativo fue desarrollado por el grupo de UDV-1 de la Policía Judicial de la Comisaría de Vigo y lo actuado se pasó al juzgado de guardia. La Policía recordó que el tráfico ilícito de vehículos es un delito que, además del robo del vehículo, conlleva también "la falsificación de documentos, la receptación y la pertenencia a una organización o grupo criminal".