VIGO

La construcción tocó fondo en 2016 en Vigo, que ve con optimismo 2018

Tan sólo se pusieron en el mercado 22 viviendas el pasado año, el 1 por ciento de las que se abrieron en 2003

El edificio paralizado en el entorno de Povisa.
El edificio paralizado en el entorno de Povisa.
La construcción tocó fondo en 2016 en Vigo, que ve con optimismo 2018

n n n La construcción tocó fondo en 2016, según los datos definitivos del Ministerio de Fomento recogidos por el Instituto Galego de Estatística (IGE), en toda Galicia y de forma muy llamativa en Vigo, donde las cifras resultan abrumadoramente negativas. Como contaste, las perspectivas para 2018 son positivas gracias a los proyectos de promoción inmobiliaria ya en marcha y que se ejecutarán el próximo año.
De momento y a tenor de los resultados certificados, el pasado año fue el peor de la serie histórica en Vigo: sólo se construyeron 14 edificios de nueva planta en la ciudad que dieron un total de 22 viviendas, lo que significa que la mayoría eran chalés unifamiliares. Supone la peor marca histórica y un retroceso sobre 2015, en que se habían levantado 43 casas con un total de 99 pisos y volver a unas cifras de actividad desconocidas por la estadística. Sobre el mejor año para el “ladrillo”, 2003, equivale a apenas un 1 por ciento de toda la actividad. Ni siquiera se salva en esta ocasión la rehabilitación, que se queda en 36 inmuebles, el número más bajo des 2007. Claro que entonces se construía más de un millar de viviendas al año. 
Sólo en la comparativa con el resto de Galicia Vigo mejora algo: otras dos ciudades tienen peores cifras, Ourense, (con un tercio de la población de la mayor urbe gallega) sólo generó 3 viviendas y Ferrol (70.0000 residentes), cuatro. Ourense se coloca a la cola en Galicia en términos absolutos y porcentuales. 
Pontevedra, que tiene 80.000 habitantes, suma el doble de viviendas que Vigo, con 42; en tanto que Santiago, con 90.000, sube hasta 105. A Coruña también mejora a los datos vigueses, aunque también se mantiene en una actividad muy baja, con apenas 63 promociones. Claro que en 2015, la capital herculina marcó un límite increíble con una sola vivienda nueva para todo el ejercicio.
Las perspectivas para 2017 y sobre todo para 2018 han mejorado y ya hay actividad en marcha con promociones aprobadas o a la espera de licencia en varios puntos de la ciudad, destacando Marqués de Valladares -tres edificios, uno a rehabilitar- o en Rosalía de Castro, donde la Sareb comenzará a levantar de inmediato su bloque. La Sareb invertirá 3,5 millones en un bloque de nueve plantas en Rosalía parado desde 2006. El proyecto pondrá en el mercado 36 viviendas. Hay dos promociones de la Xunta sobre terreno de cesión municipal en el entorno de Pereiró y en Lavadores. Y en torno a la plaza Elíptica, otras 32 viviendas en 11 plantas con una inversión de 2,5 millones en un solar vendido por el Concello, que ya cuenta con permiso en regla.
También tiene licencia aprobada para 25 viviendas el edificio del número 71 de la calle Aragón. La construcción del inmueble, con 1,82 millones de euros, será por Valderrey Arquitectura y Promociones Inmobiliarias S.L. n