VIGO

Conserveras y frigoríficos esperan un espacio en el Puerto Seco vigués

Aunque la Plisan se integra en su mayor parte en la jurisdicción de la Autoridad Portuaria, el socio mayoritario, la Xunta se ocupa de la gestión de las infraestructuras y Consorcio Zona Franca (CZF) de la comercialización de los espacios a las empresas interesadas en disponer de una parcela.

El Puerto Seco cuenta con una laguna en un lateral, por donde pasa la autovía.
El Puerto Seco cuenta con una laguna en un lateral, por donde pasa la autovía.
Conserveras y frigoríficos esperan un espacio en el Puerto Seco vigués

Pese a que todavía no se han realizado  adjudicaciones, hay empresas que se han dirigido al consorcio para preguntar cuándo podrían contar con terreno para sus proyectos industriales. Una de ellas ya es conocida, el grupo chino propietario de la empresa viguesa Albo, Shanghai Kaichuang, que prevé una fuerte expansión del negocio. No es la única, los grandes frigoríficos vigueses y otras conserveras de la ciudad y su área también planean ampliar sus instalaciones en el puerto Seco. En Vigo no hay terrenos empresariales tras agotarse el Parque Tecnológico, mientras que su ampliación todavía se tramita por la vía supramunicipal para parque comercial.
Un portavoz de Zona Franca señalaba a preguntas de este diario que hay bastantes clientes muy interesados en instalarse en la Plisan "pero hasta que no se convoque la oferta pública, por motivos de confidencialidad, no podemos facilitar los nombres de las empresas". 
En cuanto a la fecha para la apertura de los primeros 200.000 metros, CZF mantiene el verano del próximo año, siempre que los permisos que restan de la Confederación Hidrográfica de Miño Sil no vuelvan a echar el freno. De momento la autovía ya está lista.
El terreno que se pone a disposición a partir de 2019 es sólo una parte del total de un proyecto mucho más ambicioso, y que lleva desde principios de siglo avanzando con enormes dificultades, en especial por el frente judicial, con miles de demandas. 
Fuentes de Zona Franca destacaron que la segunda fase está prevista para la instalación de grandes empresas, mientras que la primera, la que ahora se pondrá a disposición, está más parcelada en lotes más pequeños. Según el cronograma aprobado, la urbanización llevará 10 mese a partir del inicio de las obras, por lo que el próximo verano tendría que estar lista la primera fase de la Plataforma Logística para acoger las primeras naves y a precio reducido el metro cuadrado. 
La idea que plantearon los tres socios es poder competir con Portugal, que cuenta con parques empresariales en el entorno del Miño desarrollados a lo largo de los últimos diez años, mientras se tramitaba con lentitud el Puerto Seco vigués.