VIGO

El conflicto en los mercadillos regresa con la protesta gitana

La Policía, alerta tras el aviso de colocar una veintena de puestos sin licencia en Bouzas

Imagen del dispositivo policial en el mercadillo cuando se reabrió en 2016.
Imagen del dispositivo policial en el mercadillo cuando se reabrió en 2016.
El conflicto en los mercadillos regresa con la protesta gitana

nnn Dos años y medio después del peor conflicto que se recuerda alrededor de los mercadillos en la ciudad, la tensión regresa con la movilización que los ambulantes gitanos gallegos han anunciado como medida de protesta ante, según dicen, las dificultades para conseguir licencia municipal.
Según explicaron desde la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Galicia, “hay una línea en todos los ayuntamientos de la provincia tendente a  retirar de los mercadillos a los gitanos gallegos, fundadores de las ferias más importantes como las de Coia y Bouzas”.  Afirman que con la regulación municipal, “los vendedores presentamos las solicitudes pero no se nos informó de si faltaba alguna documentación” lo que consideran una estrategia para “excluir al colectivo gitano”.
Desvinculan lo que está ocurriendo con las tensiones entre gitanos zamoranos y gallegos, “esto nos afecta a todos” y aseguran que mañana acudirán cerca de una veintena de vendedores a colocar sus puestos “donde se pueda” a pesar de no tener licencia como forma de protesta. Aseguran que es una protesta pacífica y que nada tiene que ver con el conflicto interno entre el colectivo de vendedores gitanos que además está acompañada de medidas judiciales. 
La Policía está alerta por lo que pueda ocurrir después de los sucesos de 2015. Fuentes de Comisaría aseguraron que al menos una dotación está preparada por si hubiera que intervenir, si bien se daría apoyo a la Policía Local, encargada de vigilar los mercadillos en la ciudad.
El colectivo que llevará a cabo la protesta cree también que todo lo sucede está relacionado con la “persecución a la familia de Sinaí Giménez”, afirmaron desde la asociación en un comunicado de denuncia.
El hijo del ‘príncipe de los gitanos’, su padre y sus hermanos están investigados por una causa de presunta extorsión en los mercadillos  por las que estuvieron en prisión provisional.n