VIGO

Correos, desbordado por el reparto de compras por internet

Personal del servicio alerta de la acumulación de cartas certificadas, con esperas de 10 días

El envío de paquetes por compras en internet se incrementó un 33% este año.
El envío de paquetes por compras en internet se incrementó un 33% este año.
Correos, desbordado por el reparto de compras por internet

n n n El incremento de las compras por internet en Vigo en el último mes ha llevado al personal de Correos, encargado del reparto de paquetes, a hacer pública la situación de carga de trabajo a la que se enfrentan y que está  afectando directamente a otro tipo de envíos como las cartas ordinarias y certificadas. Así lo aseguró ayer Antón García Blanco, ejecutivo nacional de la CIG Correos, quien  pidió “más personal para poder dar salida al correo”. Según explicó, “el envío de miles de paquetes impide repartir las cartas certificadas y hay algunas con diez días de espera”. Recordó que entre esas misivas se encuentran notificaciones de la Agencia Tributaria, del servicio eléctrico o del agua e incluso multas de Tráfico, cuyo retraso en ser recibidas por el cliente, “puede suponer un gran perjuicio”.
El convenio de Correos con algunos de los principales portales  de venta por internet como Amazon ha incrementado esos envíos en un 33%. “La carga de trabajo es tal que el personal no da a basto, por eso pedimos refuerzo mediante contrataciones de trabajadores que están las bolsas y que son los que hacen sustituciones, para poder dar salida a la acumulación del correo tradicional”.
El representante sindical afirma que hubo un refuerzo para la clasificación pero no para el reparto  y “no hay suficientes compañeros”, lo que hace que “sea imposible asumir  la carga de trabajo”.
Correos recibe millones de paquetes para el envío a domicilio referentes a compras que se realizan por internet, algunas de ellas de productos incluso por debajo del euro.
García Blanco incidió en que la mayor preocupación tiene que ver con las cartas certificadas, “queremos seguir dando un buen servicio, pero sin un refuerzo es imposible  hacerlo”.
A pesar del gran descenso de las comunicaciones tradicionales por carta, se siguen manteniendo las que se refieren a envíos que requieren entregan en mano para garantizar su recepción  con asuntos que habitualmente llevan implícito un plazo, de ahí el temor de los trabajadores, insistió.n