CELTA

El Celta, en una senda histórica

El equipo vigués ha igualado su mejor inicio y tiene a tiro los récords de jornadas seguidas marcando y sin perder

Augusto Fernández pugna por un balón con el excéltico Adrián González durante el partido que Celta y Eibar disputaron el sábado en Ipurua.
Augusto Fernández pugna por un balón con el excéltico Adrián González durante el partido que Celta y Eibar disputaron el sábado en Ipurua.
El Celta, en una senda histórica

El empate sumado el sábado en Eibar impidió al Celta aprovechar el tropiezo del Real Madrid para auparse al liderato, pero no ha frenado la magnífica racha de resultados en la que sigue inmerso el conjunto celeste. El equipo de Eduardo Berizzo está haciendo historia en este inicio de temporada, el mejor de siempre igualado con los de las lejanas campañas 1941/42 y 1947/48. Además, tiene a tiro otras dos marcas históricas. El Celta está a tres encuentros de igualar su mejor racha de partidos sin perder –acumula once y son catorce– y a dos de la de más jornadas consecutivas marcando, que ahora mismo está en diecisiete.
El cuadro vigués ha comenzado la temporada con fuerza, dando un paso más en la progresión continuada que ha experimentado desde que en 2012 regresó a la máxima categoría del fútbol español. En 2013 se salvó en la última jornada y de manera casi milagrosa, en 2014 alcanzó la permanencia con holgura, el curso pasado se quedó a un puesto de Europa y esta temporada arrancó con el objetivo de pelear por una plaza en las competiciones continentales, más allá de que algunas voces del vestuario insistan en que la meta es la permanencia. El Celta quiere seguir creciendo y en las seis primeras jornadas del campeonato ha demostrado que está capacitado para hacerlo con cuatro victorias, entre ellas dos de mucho mérito ante el Sevilla (1-2) y el Barcelona (4-1), dos empates y ninguna derrota. Es su mejor inicio de siempre, igualado con dos en la década de los cuarenta. En la temporada 1941/42, con el vasco Baltasar Albéniz en el banquillo, y en la 1947/48, con el mítico Ricardo Zamora como entrenador, el Celta sumó también cuatro triunfos y dos empates en sus primeros seis partidos de Liga. En ambos casos, por cierto, acabó el campeonato entre los cinco primeros (quinto en 1942 y cuarto en 1948). Desde entonces, el equipo vigués nunca había sido capaz de iniciar la Liga con tan buenos resultados, ni siquiera en su etapa dorada, entre finales del siglo pasado y principios del actual, cuando el Celta paseó su nombre por toda Europa. Un dato que evidencia el mérito de lo que ha logrado hasta la fecha el conjunto que dirige el 'Toto' Berizzo.
El trabajo del técnico argentino ya deparó buenos resultados el curso pasado, que arrancó con cifras muy similares al actual (12 puntos con tres victorias y tres empates) y acabó con el equipo en un magnífico estado de forma. De hecho, el Celta tiene a tiro otros dos récords históricos contabilizando resultados de ambas temporadas. Por un lado, suma once jornadas consecutivas sin perder. A los partidos disputados en el presente ejercicio, hay que añadir los cinco últimos de la pasada campaña, en los que la escuadra olívica derrotó a Málaga (1-0) y Espanyol (3-2) y empató contra Almería (2-2), Sevilla (1-1) y Valencia (1-1). Hace cinco meses que no pierde un partido (2-4 ante el Real Madrid el 26 de abril) y está a tres partidos de igualar su mejor racha de siempre, las catorce jornadas que permaneció invicto entre finales de la temporada 2000/01 e inicios de la 2001/02, con Víctor Fernández como entrenador. Aquel Celta, con jugadores como Mostovoi, Karpin, Catanha o el propio Berizzo, no perdió en los cuatro últimos partidos del curso 2000/01 ni en los diez primeros del 2001/02, hasta que la Unión Deportiva Las Palmas de Fernando Vázquez truncó su racha (4-2).
El Celta no lo tendrá fácil para igualar ese registro, puesto que después de recibir al Getafe el viernes en Balaídos (20:30) tendrá que jugar contra el Villarreal –actual líder– en El Madrigal y contra el Real Madrid, precisamente el último capaz de batirle, en Balaídos.
Más sencillo parece, a priori, que el Celta iguale su mejor racha de partidos consecutivos marcando, récord que alcanzó también a caballo entre dos campañas, la 1996/97 y la 1997/98. El mérito, no obstante, debe recaer en la segunda. Después de cerrar el curso anterior con una goleada sobre el Real Madrid (4-0 con 'hat-trick' de Gudelj) en el último encuentro de Fernando Castro Santos como técnico celeste, el Celta marcó en sus dieciséis primeros partidos de la campaña 1997/98, con Jabo Irureta como entrenador de un equipo que a final de temporada obtendría una plaza en la Copa de la UEFA por segunda vez en la historia del club vigués. Curiosamente, esta racha también murió ante un equipo entrenado por Fernando Vázquez, el Compostela. En la décimo séptima jornada de Liga, el Celta de Irureta empató en San Lázaro contra el equipo de Penev, Passi, Fabiano, José Ramón y compañía.