VIGO

Cabral sirvió 600 kilos de pulpo a miles de comensales

La fiesta gastronómica en el barrio de Caeiro cumplió 30 años organizada desde la Asociación de Vecinos

Miles de comensales pasaron ayer por la carballeira do Caeiro, en Cabral para degustar pulpo y empanada.
Miles de comensales pasaron ayer por la carballeira do Caeiro, en Cabral para degustar pulpo y empanada.
Cabral sirvió 600 kilos de pulpo a miles de comensales

n n n La fiesta del pulpo de Cabral contó ayer con el sol como aliado. El buen tiempo animó a los vecinos de la parroquia y de distintas zonas de Vigo a acercarse por el Carballeira de Caeiro. Organizada por la asociación de vecinos del barrio, se pusieron a la venta 600 kilos de pulpo, preparado “á feira” o en empanada. La ración, acompañada por una botella de vino y pan, se cobró diez euros. “Prácticamente todo lo que ganamos lo invertimos en comprar el pulpo, el vino nos lo regalan”, apuntó Ramón Villar, presidente de la Asociación de Veciños de Caeiro y uno de los promotores de la fiesta. “Si sobra algo, invitamos a todos los colaboradores a una churrascada que bien merecida la tienen”, añadió. Este evento, cita gastronómica obligada para muchos, comenzó casi de casualidad: “Dejaron de organizarse las verbenas del día del Pilar y pensamos cómo podíamos sustituirlas, lo intentamos unos años con sardinadas pero no tuvo éxito, hasta que nos pasamos al pulpo”, recuerda Villar.
En tres décadas de historia la afluencia de comensales ha ido creciendo hasta convertirse en una fecha señalada, sumado al buen tiempo que le acompaña en las últimas ediciones: “Al principio llovía todos los años, pero desde que compramos la carpa brilla el sol por el Pilar”, cuenta su presidente a modo de anécdota.

relevo generacional
Más de 25 voluntarios, autodenominados Amigos do Pulpo, cocinaron, sirvieron y limpiaron las mesas. “Comenzamos a las ocho de la mañana y los que vienen saben que en todo el día no pueden  marcharse; aquí sí hay igualdad porque hombres y mujeres cocinan, friegan y lo que les toque”. Así, Villar se mostró muy orgulloso de la nueva generación que ya se incorpora a la organización: “Son hijos, sobrinos y nietos que ya participan para ir aprendiendo y luego seguir ellos”.
Cerca de las tres de la tarde, los organizadores aún no habían comido, y según Villar, aún iban a tardar: “Esta es el momento de mayor movimiento, casi tenemos acabadas las existencias y esperábamos poder reservar algo para la tarde para las raciones entre los que vienen a escuchar la música”. Finalmente, la fiesta agotó todo el pulpo.
La jornada estuvo amenizada desde el medio día por actuaciones en directo. Así, comenzó al mediodía Airiños do Coto, de Carballal para continuar la banda de música de la Unión Veciñal de Candeán. Ya por la tarde, la joven banda de música As Delicias de Cabral, dirigida por Jesús Bugarín ofreció el concierto de cierre. Como broche de oro, los integrantes de Amigos do Pulpo hicieron invitaron a chocolate a los asistentes. La fiesta del pulpo de Caeiro cuenta con el apoyo del Concello, la Diputación de Pontevedra, la comunidad de montes de Cabral y de patrocinios privados de casas comerciales.n