VIGO

Acusado de quebrantar el alejamiento por Facebook

Un hombre con medidas sobre su expareja, juzgado  tras darle al botón de ‘me gusta’ en el perfil de ella, y crear  un evento

Durante cinco días seleccionó el botón de “me gusta” del perfil de su expareja 14 veces.
Durante cinco días seleccionó el botón de “me gusta” del perfil de su expareja 14 veces.
Acusado de quebrantar el alejamiento por Facebook

El juzgado de lo Penal 1 de Vigo celebró ayer uno de los primeros juicios por un presunto delito continuado de quebrantamiento de orden de alejamiento cometido a través de Facebook.
El acusado, según el fiscal, a pesar de tener una prohibición de acercarse a su expareja a menos de 200 metros y de comunicarse con ella por cualquier medio durante la tramitación de una causa en el juzgado de Violencia, contactó con ella a través de Facebook. En concreto,   durante cinco días del mes de febrero del pasado año seleccionó hasta en 14 ocasiones el botón de “me gusta, me encanta y no me gusta” en la foto de perfil y foto de portada de la red social de su pareja. Además, el fiscal señala que creó un grupo en Messenger en el que incluyó a demás de a su pareja, al cuñado y al hermano de ella,  y escribió varios mensajes. En marzo, también se le acusa de crear un evento bajo el título “cumple de mi amor” a través de su perfil en el que vinculó a su mujer y cambió insistentemente de emoticonos y le escribió varios mensajes privados.
Por último, en el mes de mayo se comunicó por Messenger con su suegra, enviándole una captura de la citación judicial y varios mensajes de perdón.
Durante la vista así como en instrucción, el acusado admitió en todo momento los hechos y abonó una responsabilidad civil de 1.000 euros por lo que el fiscal, que pedía inicialmente una pena de doce meses de prisión,  modificó su escrito y rebajó su petición a los seis meses. La acusación pública introdujo la atenuante de reparación del daño por el pago de la indemnización que solicitaba la acusación particular así como el reconocimiento de los hechos. 
Además, sostiene que el hombre presentaba en el momento de los hechos un cuadro depresivo reactivo a la ruptura sentimental si bien conservaba íntegras sus capacidades intelectivas  y levemente menguadas sus capacidades volitivas.
Los hechos son constitutivos para la acusación de un delito continuado de quebrantamiento de medida cautelar, por unas actuaciones que se prolongaron en el tiempo durante cuatro meses, siempre a través de las redes sociales, algo hasta ahora menos frecuente que el quebrantamiento presencial o vía telefónica a través de mensajes.n