SOCIEDAD

En Vespa hasta Dakar por una causa solidaria

El papa bendijo la moto del ourensano José Antonio Fernández antes de iniciar la aventura

En Vespa hasta Dakar por una causa solidaria

 El motero y aventurero ourensano José Antonio Fernández, más conocido como JAF, iniciará el próximo día 20 una nueva expedición con su ya mítica moto Vespa, con el objetivo de recaudar fondos para la investigación y tratamiento de enfermedades olvidadas, como  la malaria, leishmaniosis, chagas, trypanosomiosis (enfermedad del sueño), esquistosomiosis, tuberculosis, lepra, úlcera de buruli, tracoma, cólera o dengue.
Antes de partir, JAF quiso presentar el proyecto en el Vaticano al papa Francisco, que bendijo el vehículo con el que ya ha recorrido 230.000 kilómetros alrededor del mundo. "Fui el primer que llegó en Vespa en un mes de enero, en pleno invierno, al Cabo Norte (Noruega)", apuntó José Antonio Fernández.
La ruta a este cabo, el punto más septentrional del hemisferio, dado que está por encima del Círculo Polar Ártico, la culminó con éxito a principios de este año. Ahora tomará rumbo hacia el otro extremo del planeta y recorrerá con su moto 10.000 kilómetros entre Pamplona  y Dakar, la capital de Senegal. "Estoy ilusionado y el viaje lo haré solo y sin ningún tipo de logística. La causa merece la pena y todo va a salir bien porque llevo la bendición del santo padre Francisco", aseguró Fernández, puntualizando que ya está trabajando en nuevas aventuras en su Vespa, primero a Mongolia y después, a la India.
La ruta entre Pamplona y Dakar la bautizó como "Vespa Extreme-Wheels for Life", con la que el ourensano pretende recaudar más de 500.000 euros para financiar proyectos del Instituto de Salud Tropical de la Universidad de Navarra (UNAV), que fue puesto en marcha en 2011 para  investigar enfermedades que afectan a países en vías de desarrollo. Ayer en el Vaticano, acompañaron a Fernández, entre otros, Diego Maraña, delegado en Galicia de la UNAV. 
El ourensano aprovechará la aventura para llevar medicamentos al Hospital Center University Aristide Le Dantec de Dakar. "Hay que aportar un grano de arena a un mundo mejor, ayudar a los que más lo necesitan", recordó el motero.
Su vehículo, lleno de pegatinas, tuvo su cuota de protagonismo en la recepción papal. El mismo papa se interesó por su funcionamiento. "No la compré en Ourense. La adquirí hace años en Navarra, pero la tengo muy bien cuidada", explicó José Antonio Fernández, que aprovechó su desplazamiento a Roma para presentar su iniciativa al embajador de España en Italia, Jesús Manuel Gracia, y ante la Santa Sede, Gerardo Bugallo.
La ruta entre Pamplona y Dakar está previsto que finalice el 10 de diciembre. "Estoy tranquilo. Los mayores problemas serán el paso por las dunas y la burocracia para circular por distintos países. Pero todo va a salir bien. Lo más importante es concienciar a la sociedad con estas enfermedades, tan conocidas como olvidadas", añade el aventurero, que de los 10.000 kilómetros que tiene previsto recorrer con su Vespa, más de la mitad, un total de 6.000, los hará a través de pistas y carreteras que discurren entre dunas de arena. 
José Antonio Fernández estudió Farmacia y en la actualidad está ligado a la Universidad de Navarra, pero no se olvida de sus raíces en Ourense. "Con ocho años ya esquiaba por las cumbres de Manzaneda", recuerda, puntualizando que lo primero que hace al llegar a la ciudad ourensana es pasearse por la Praza de Abastos y comprar una empanada, patatas y queso. "Uno nunca se olvida de su tierra y siempre que puedo regreso con mucha alegría", añade.n