AGENCIAS

El papa cree que "no basta con pasar página, hay que reparar los abusos"

Francisco se reúne en el Vaticano con la cúpula de la Conferencia Episcopal de EEUU para tratar los escándalos sexuales

El papa Francisco, ayer durante su audiencia con la cúpula del episcopado estadounidense.
El papa Francisco, ayer durante su audiencia con la cúpula del episcopado estadounidense.
El papa cree que "no basta con pasar página, hay que reparar los abusos"

El papa Francisco aseguró que no basta con pasar la página del "drama" de los abusos a menores por parte de miembros del clero, sino que se debe buscar reparación para que las víctimas puedan curar sus heridas.
"Acabar con esto no significa simplemente pasar página, sino buscar una cura, una reparación, todo lo necesario para curar las heridas y devolverle la vida a tanta gente", dijo el papa en un encuentro privado que mantuvo con jesuitas en Dublín durante el viaje que realizó a fines de agosto a Irlanda, y cuyo contenido fue difundido.
Francisco, que se reunió con más de medio centenar de jesuitas justo después de entrevistarse durante hora y media con ocho víctimas de abusos sexuales en Irlanda, calificó de "drama" estos sucesos que se están descubriendo en numerosos países, según la transcripción del encuentro publicada por la revista de los jesuitas "Civilità Católica".
El pontífice dijo que "este drama de los abusos, especialmente cuando están muy extendidos y causan gran escándalo -pensad en Chile, aquí en Irlanda o Estados Unidos- tiene detrás a una Iglesia que es elitista y clericalista, una incapacidad para estar cerca del pueblo de Dios".
Y agregó: "el abuso sexual no es el primero. El primer abuso es el de poder y conciencia".

“Estoy muy conmovido"
El papa aseguró que le costó creer las historias que vio documentadas en los distintos informes elaborados recientemente sobre numerosos casos de abusos sexuales. "Los acabo de escuchar ahora en la sala de al lado y estoy profundamente conmovido. Os pongo una misión especial: limpiad esto, cambiad las conciencias, no tengáis miedo de llamar a las cosas por su nombre", les pidió.
También dijo que se había quedado sorprendido y horrorizado al enterarse de que en Irlanda se habían dado casos de mujeres solteras a las que se arrebató a sus hijos. "Escuchar esto me ha tocado profundamente el corazón", señaló.
Preguntado por uno de los asistentes qué se puede hacer para luchar contra los abusos, Francisco les dijo que "tenemos que denunciar los casos que conocemos". 
Asimismo, el papa Francisco recibió ayer en el Vaticano a los máximos responsables de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, tras las revelaciones sobre décadas de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes en Pensilvania.
El papa mantuvo una audiencia privada con el presidente de la Conferencia Episcopal estadounidense, el cardenal Daniel DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston, y el cardenal y arzobispo de Boston Seán Patrick O'Malley, que es además presidente de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores.
Al encuentro asistieron igualmente el arzobispo de Los Ángeles y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, José Horacio Gómez, y el secretario general, Brian Bransfield.
El cardenal DiNardo reconoció tras la reunión privada que "el papa escuchó profundamente desde el corazón. Fue un intercambio largo, fructífero y bueno. Esperamos que haya más encuentros".