SOCIEDAD

Medicamentos o drogas, entre los contaminantes en los ríos

El consumo cada vez más acusado de fármacos y estupefacientes suele terminar en los desagües

Imagen de peces muertos por la contaminación del agua en el río Barbaña a su paso por Ourense.
Imagen de peces muertos por la contaminación del agua en el río Barbaña a su paso por Ourense.
Medicamentos o drogas, entre los contaminantes en los ríos

n n n  Medicamentos de uso doméstico como el ibuprofeno, los disruptores endocrinos y las drogas, como la cocaína o la heroína, son algunos de los "contaminantes emergentes" que en los últimos años se encuentran en los ríos españoles, según indican varios expertos consultados.
El consumo "cada vez más acusado" de fármacos no sólo en España, sino en la mayoría de países occidentales ha provocado una reciente contaminación de las aguas superficiales, aduce el director del instituto Imdea-Agua, Eloy García. Y es que nuestros cuerpos metabolizan sólo una parte de la mayoría de drogas que consumimos, mientras que el resto son expulsadas y, por tanto, van a parar a los desagües y a las aguas superficiales, según una publicación del Colegio de Medicina de Harvard, en Estados Unidos.
García explica que "las depuradoras actuales fueron diseñadas para eliminar materia orgánica y patógenos" pero sostiene que éstas no están preparadas para eliminar sustancias de tan baja concentración, "sencillamente porque hace veinte años esta situación no sucedía".
La presencia de estos contaminantes en las aguas españolas es "del orden de una parte por billón o por trillón", es decir, "sería como buscar a siete personas en el conjunto de la población mundial", precisa García, por lo que considera que "a día de hoy, no supone un problema real".

consumo de analgésico
Sin embargo, el catedrático de Ingeniería Química Arturo Romero opina que es algo "revelador", pues "nos indica la cantidad de ibuprofenos que consumimos como para que acaben en nuestros ríos".
Los españoles consumen cada vez más ibuprofenos con consecuencias que no solo se miden en riesgo para su salud, sino en un potencial daño para el medio ambiente porque podría afectar a los primeros peldaños de los ecosistemas marinos.
Recordar que el ibuprofeno, que se ha popularizado tanto en los últimos años y ya no falta en el botiquín de las casas, es en realidad un antiinflamatorio (AINE) y que se utiliza frecuentemente como antipirético, analgésico y antiinflamatorio frente a múltiples dolencias como el alivio sintomático de la fiebre, dolor de cabeza, dolor denta, dolor muscular o mialgia, molestias de la menstruación, dolor neurológico de carácter leve o moderado o dolor postquirúrgico. También en cuadros inflamatorios de artritis, artritis reumatoide o dolores musculares.
Asimismo burlan las depuradoras otras drogas como la cocaína y la heroína, si bien los niveles de estas sustancias son "muy bajos", señala el catedrático Arturo Romero.
Por su parte el director del instituto IMDEA-Agua, Eloy García,  mantiene que, en cualquier caso, se trata de un asunto que "debemos tener controlado", ya que, si a largo plazo se siguen acumulando estos contaminantes, "pueden acabar afectando a la salud de los ríos y a sus ecosistemas", argumenta.

Un desecho inadecuado de los compuestos a través de inodoros