Fumar en cachimba, una nueva moda muy nociva

 

El profesor de la Facultad de CC de la Educación en Ourense destaca los desafíos de la adolescencia y la nueva moda de fomar en cachimba

 

Fumar en cachimba, una nueva moda muy nociva

No es nada extraño encontrar en los escaparates de muchos estancos y otras tiendas de Orense unos instrumentos muy coloridos con unos tubos colgando, una cazueleta en la parte superior, … fumar en “cachimba”, “shisha”, “Narguile” o “pipa de agua” es una moda en pleno auge entre nuestros adolescentes y jóvenes. El “glamour” con el que lo presentan en las series de TV y en el cine ha sido determinante para dar esa imagen de diversión y relajarse entre amigos y a disfrutar del fuerte aroma del tabaco, normalmente aromatizado, que se usa en ellas. Pero el principal problema es que existe la creencia de que fumar en cachimba es más sano que los cigarrillos tradicionales y es totalmente falso.

Los mitos principales sobre los que sostienen que fumar en cachimba es más sano son: porque creen que el humo se enfría antes de entrar en los pulmones; que el agua que forma parte del mecanismo filtra las sustancias tóxicas del tabaco; también corre el rumor de que el humo de la cachimba es menos irritante para la garganta y el tracto respiratorio; creen que como el tabaco está aromatizado con sabor a frutas en menos dañino.

La realidad es que, según los resultados de un estudio de la Universidad de Pittsburgh, comparada con los cigarrillos convencionales, una sesión de fumar en cachimba proporciona: 125 veces más humo, 25 veces más alquitrán, 2,5 veces más nicotina y 10 veces más monóxido de carbono. Si un fumador de cigarrillos convencionales inhala alrededor de 20 veces (entre 500 y 600 ml de humo). Una sesión media de cachimba (sobre 1h) proporciona alrededor de 200 inhalaciones (90.000 ml de humo). Inhalar entre 30 y 50 bocanadas de cachimba en una hora equivale a fumar dos paquetes de cigarrillos.

En cuanto al tabaco, una cosa es que compre un tabaco aromatizado con productos químicos sabor manzana, menta, cerezas, chocolate, coco o melón o que lleve trazas de mondas de frutas secas y otra muy diferente que sea sano. El humo de cachimba o pipa de agua contiene una concentración significativa de sustancias tóxicas que causan, dependencia, enfermedad cardíaca, enfermedad pulmonar y cáncer, e incluye 27 carcinógenos conocidos. Una cosa es que puedan comprar una cachimba como objeto decorativo “porque mola tenerla en la habitación” y otra muy diferente que sea bueno fumar en ella.

Además del humo del tabaco, los fumadores de cachimba inhalan el humo de las pastillas de carbón que utilizan para encender el tabaco, por lo tanto, están inhalando el gas producto de la combustión del carbón, el cual contiene metales pesados que suponen un riesgo importante para la salud. 
Fumar en cachimba es una práctica eminentemente social (varias personas comparten la pipa), esto es, todos aspiran a través de la misma boquilla que pasa de boca en boca, lo que supone una fuente de transmisión de enfermedades infecciosas como la hepatitis C o el Herpes Simplex. 
Son cada vez más los adolescentes y jóvenes que mezclan el tabaco con los derivados del cannabis (marihuana y/o hachís) y sustituyen el agua por bebidas alcohólicas, lo cual e indudablemente hacen que esta práctica sea todavía más peligrosa.

En definitiva, que fumar cachimba no es sano, ni es más sano que fumar cigarrillos Todo esto, no quiere decir que fumar en cachimba vaya a matarte mañana, pero es una actividad que no debe asociarse nunca a llevar una vida sana, por muy de moda que esté. El consumo de tabaco en cachimba se está extendiendo de forma alarmante afectando sobre todo a los más jóvenes. Las actitudes sociales permisivas favorecen su uso entre los y las adolescentes, lo que sin lugar a duda se configura como un factor de iniciación al consumo de cigarrillos y quizás a otras sustancias como el cannabis y sus derivados.