SOCIEDAD

Casi 200.000 gallegos inician un curso de 175 días lectivos

Educación infantil, primaria y especial se ponen en marcha en 959 centros educativos

Alumnos de un centro educativo de Pontevedra, durante el inicio del curso 2017-18.
Alumnos de un centro educativo de Pontevedra, durante el inicio del curso 2017-18.
Casi 200.000 gallegos inician un curso de 175 días lectivos

Cerca de 200.000 alumnos de Educación infantil, primaria y especial, un 0,6 por ciento menos que el año pasado, inician hoy en Galicia el curso 18-19, que contará con un total de 175 días lectivos. En concreto, 59.545 alumnos cursarán educación infantil, por los 61.815 del curso 17-18, un 1,4 por ciento menos; y 136.738 iniciarán las clases de primaria, por los 137.061 del curso pasado, un 0,3 por ciento menos. 
Asimismo, el número de centros de educación infantil y primaria han ido decreciendo con el paso de los años, de manera que en el 2008 había 900, por los 760 del 2017, un 15,6 por ciento menos.
Igualmente, 41.579 niños de infantil acudirán a escuelas públicas, por los 16.651 que lo harán en colegios concertados y los 1.315 en privados. En primaria, 96.060 estudiarán en centros públicos, 37.914 en privados y 2.764 en concertados. En cuanto a número de centros, según datos de la Xunta, en educación infantil habrá 124 escuelas (dos menos que el curso anterior), en primaria e infantil 634 y en primaria y ESO 166 (uno menos que en el 2017-18). A ellos se suman los 35 de educación especial, hasta alcanzar un total de 959. En este sentido se produce el cierre de dos escuelas unitarias debido al bajo número de alumnos (la normativa vigente establece que las escuelas se cerrarán si disponen de cinco o menos alumnos matriculados).
Destaca asimismo la tendencia al cierre de colegios de educación infantil y primaria desde hace una década. Y es que desde el año 2008, en el que había 1.117 escuelas, se ha producido una disminución del 14,15 por ciento (158 menos) en el número de centros. Igualmente, los tres alumnos de un centro coruñés, en Cambre, y otro ourensano, en Paderne de Allariz, deberán cursar los estudios en otro colegio próximo. Para atajar esta problemática, la Xunta está llevando a cabo un proceso de reorganización, que conlleva la creación de nuevas unidades o la supresión de otras, así como el reagrupamiento en función del incremento o la disminución del alumnado.