DESAFÍO SOBERANISTA

Rajoy pide que no se acuda a las mesas electorales porque sería "un acto ilegal"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
Rajoy pide que no se acuda a las mesas electorales porque sería "un acto ilegal"

 El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió ayer a los catalanes que no vayan a las mesas electorales si se les cita para estar presentes en el referéndum que quieren celebrar los independentistas el 1 de octubre porque sería "un acto absolutamente ilegal". Dicho esto, ha trasladado a los ciudadanos que pueden estar "tranquilos" porque su Ejecutivo cumplirá con su obligación para que no se celebre ese referéndum.
"Aprovecho para decir a todas las personas que entienden que el Gobierno tiene que cumplir con su obligación, que lo vamos a hacer, que estén tranquilas, que si alguien se le cita para acudir a una mesa electoral, que no vaya porque no puede haber referéndum y porque sería un acto absolutamente ilegal", resaltó Rajoy en los pasillos del Congreso, tras responder a las preguntas de control de la oposición. Ante el hecho de que el presidente de la Generalitat haya mostrado su disposición a hablar, el presidente del Gobierno ha indicado que llevan "mucho tiempo hablando" pero no se puede negociar sobre lo que es "innegociable".
Al ser preguntado si contempla el Gobierno aplicar el artículo 155 de la Constitución, Rajoy ha subrayado que "lo único que contempla es que en en España se cumpla la ley y se respeten los derechos" de los ciudadanos. En este punto ha recordado que la pasada semana se celebró en el Parlamento catalán una sesión plenaria en la que se "privó" a los diputados de la oposición de sus derechos y "en solo 24 horas se cambió toda la legalidad, se liquidó la soberanía nacional y se convocó un referéndum".
Ante la posibilidad de que los catalanes se declaren insumisos, Rajoy ha respondido que "es igual" lo que se declaren porque en España "la ley se cumple" porque si no se hiciera significaría que "la voluntad de la mayoría de los ciudadanos" no serviría "absolutamente parea nada" y cada uno podría hacer "lo que estime oportuno y conveniente".
Preguntado de nuevo si en ese caso de insumisión, la Fiscalía actuaría, Rajoy ha explicado que el Ministerio Público actuará "siempre" en defensa de la legalidad, igual que los jueces y el Gobierno porque es "su obligación" y "todo el mundo tiene que entenderlo así".