DESAFÍO SOBERANISTA

Puigdemont liderará una lista de huidos y presos para el 21-D

El expresident asegura estar abierto a "otra relación con España alternativa a la independencia"

Puigdemont, el pasado día 7, en un acto público en Bruselas.
Puigdemont, el pasado día 7, en un acto público en Bruselas.
Puigdemont liderará una lista de huidos y presos para el 21-D

Carles Puigdemont, cesado como presidente de la Generalitat, prepara una candidatura sin los más altos cargos orgánicos del PDeCAT y con la participación de exconsellers presos o en Bélgica, alcaldes del partido y perfiles independientes, según explicaron fuentes de la formación. Bajo la marca de Junts per Catalunya, Puigdemont confeccionará una "lista del president" en la que el peso de la antigua CDC será mucho menor al que habría tenido en una candidatura convencional del PDeCAT y para la que, en cambio, prevé que tengan un papel relevante figuras independientes como la del presidente de la ANC, Jordi Sánchez, encarcelado desde el 16 de octubre, a quien las fuentes consultadas sitúan como uno de los nombres deseados para el 21D.
"No haremos una lista camuflada del PDeCAT", remarcaron fuentes demócratas, que argumentan que el partido cede su plataforma electoral para que Puigdemont pueda defender su posición -sostiene desde Bruselas que sigue siendo el presidente del Govern "legítimo" de Cataluña- en unas elecciones "insólitas", convocadas por el Gobierno de Mariano Rajoy con el artículo 155 de la Constitución.
Según diversas fuentes del PDeCAT, en la "lista del president" no está previsto que participe "ningún cargo orgánico" del partido, lo que incluiría no sólo a la coordinadora general de los demócratas, Marta Pascal, sino también a la vicepresidenta de la formación y exconsellera de la Presidencia, Neus Munté, que se perfila como alcaldable por Barcelona.

plazos oficiales
En la lista que encabezará Puigdemont, que tiene de plazo hasta el próximo viernes para formalizar su registro oficial, tampoco está previsto que se incorporen la presidenta del consell nacional del PDeCAT, Mercè Conesa, ni los presidentes de las federaciones territoriales del partido político, ni tan solo el coordinador organizativo, David Bonvehí. No obstante, hasta el viernes no habrá nada cerrado y seguirán los contactos para confeccionar las listas de Junts per Catalunya, unas conversaciones que, según las fuentes consultadas, pilotarán en buena medida Puigdemont y su antecesor en la presidencia de la Generalitat, Artur Mas, hoy presidente del PDeCAT.
El huido expresident aseguró que "siempre" ha estado abierto a aceptar "otra relación con España" y que "aún es posible" una solución alternativa a la independencia. "Estoy dispuesto y siempre lo he estado a aceptar la realidad de otra relación con España", ha asegurado en una entrevista publicada ayer por el diario belga "Le Soir". "¡Aún es posible (una solución distinta a la independencia)! Yo, que he sido independentista toda mi vida, he trabajado durante 30 años en obtener otro encaje de Cataluña en España", aseguró en la conversación con "Le Soir".
Preguntado por si él se enfrenta a esta crisis con la idea de "independencia o muerte", Puigdemont responde que "nunca" lo ha visto así y que sigue siendo favorable a un "acuerdo", al tiempo que achaca a los gobiernos sucesivos del Partido Popular la responsabilidad de la falta de entendimiento. Así se remonta a 2010 y a la decisión del Tribunal Constitucional de anular varios puntos del Estatuto de autonomía de Cataluña, como resultado de un recurso presentado por el PP, como punto de inflexión. "El responsable del auge del independentismo es, en primer lugar, el PP", asegura.
De cara a las elecciones de diciembre, el político catalán reitera su llamada al Gobierno para que le responda a la pregunta de si reconocería unos resultados en Cataluña en los que ganaran los partidos independentistas. "Una nueva victoria mostraría que esta historia no es asunto de cuatro iluminados", defendió, tras avisar de que si triunfan las listas soberanistas el 21D será necesario "sentarse de nuevo en la mesa de negociación". n