ESPAÑA

Primer paso del Congreso para derogar la prisión permanente

Solo PP y UPN rechazan la eliminación la ley incluida en el Código Penal hace dos años y medio

Mikel Legarda, diputado del PNV, fue el encargado de defender la proposición de ley.
Mikel Legarda, diputado del PNV, fue el encargado de defender la proposición de ley.
Primer paso del Congreso para derogar la prisión permanente

n n n La mayoría de los grupos se mostró favorable a tramitar en el Congreso la derogación de la prisión permanente revisable, una figura incluida en el Código Penal hace apenas dos años y medio y que casi todo el arco parlamentario, a excepción del PP, quiere que desaparezca del ordenamiento jurídico. Solo el diputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Carlos Salvador, y el PP, por boca de Leopoldo Barrera, dejaron claro su apoyo a esta figura, prevista para los delitos más execrables, como asesinatos terroristas o violaciones.
Fue el diputado del PNV Mikel Legarda quien presentó en el Pleno la proposición de ley de su grupo para su toma en consideración, que saldrá adelante por los votos de la mayoría. De "dudosa constitucionalidad" calificó Legarda la prisión permanente revisable, que choca, a su juicio, con la política criminal que formó parte de los consensos básicos de las Cortes constituyentes y de la Ley General Penitenciaria, una norma que concitó la unanimidad de los legisladores.
Para Legarda, la figura no satisface las necesidades de la sociedad, ni es idónea ni proporcional. Además, subrayó el parlamentario vasco, no fue reclamada por nadie. "Su implantación se debe al populismo punitivo causado por el sensacionalismo de algunos medios de comunicación que azuzan a la sociedad en sus crecientes reclamaciones de castigo y que el PP acoge por ser acorde con su ideología penal preferentemente retributiva", dijo Legarda.
Y para abundar más en su rechazo, el diputado aseguró que la prisión permanente "erosiona los principios de reeducación y reinserción social del recluso, merma la seguridad jurídica y el principio de legalidad, es indeterminada y no es proporcional". No compartió estas apreciaciones el popular Barreda, quien instó a los grupos a esperar la decisión del Tribunal Constitucional, ante el que se recurrió esa figura, antes de tramitar su derogación.