ECONOMÍA

El PP, dispuesto a no ampliar la concesión de las autopistas

Fomento iniciará la próxima semana el "rescate" de las vías quebradas para volver a licitarlas

El ministro Íñigo de la Serna, en rueda de prensa el lunes en el aerupuerto de El Prat (Barcelona).
El ministro Íñigo de la Serna, en rueda de prensa el lunes en el aerupuerto de El Prat (Barcelona).
El PP, dispuesto a no ampliar la concesión de las autopistas

n n n El PP expresó ayer en el Congreso su apoyo a no prorrogar en un principio las concesiones de las autopistas de peaje que vencen entre 2018 y 2021 y a mantener en el sector público las nueve autopistas quebradas cuya gestión empezará a asumir el Estado. Así figura en la enmienda presentada por los "populares" a la proposición no de ley de Unidos Podemos que se debatía ayer en el pleno de la Cámara Baja, y con la que el grupo parlamentario reclamaba recuperar la gestión pública de estas infraestructuras. Unicamente Ciudadanos, Foro Asturias y PP mostraron en el pleno su rechazo al texto propuesto por Podemos y que defendió la gallega Yolanda Díaz, si bien el Grupo Popular propuso el texto alternativo en la que sí respaldaban "mantener en el sector público" estas autopistas y "no ampliar los períodos de ninguna concesión".

en manos de fomento
El PP apoya no ampliar los períodos de ninguna concesión de las actuales autopistas de peaje a medida que vayan alcanzando el final del período concesional en los últimos años, aunque tampoco reclaman, como aboga Unidos Podemos, que se haga "de forma directa por el sector público".
El Ministerio de Fomento iniciará el "rescate" de las autopistas en quiebra el próximo día 21 de febrero , cuando se haga con la gestión de la radial R-4 (Madrid-Ocaña). La autopista pasará primero al Gobierno, a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte (Seittsa), e irá acumulando el resto de las vías quebradas, para volver a licitarlas en dos bloques: las ocho correspondientes al entorno de Madrid y dos en la zona de Levante.
El Gobierno espera conseguir entre 700 millones y 1.000 millones de euros con la relicitación de las autopistas, según recordó el ministro. El objetivo que se ha marcado Fomento es hacer la incorporación de las autopistas, su nueva licitación y la adjudicación en 2018, lo que es "muy complejo" e "innovador", porque nunca se había producido. 
De la Serna  reconoció que la liquidación de estas autopistas "tendrá impacto en el déficit público de este ejercicio", aunque no se puede saber la cifra exacta.
Una vez que la próxima semana se rescinda el actual contrato de concesión de la R-4 con una sociedad participada por Ferrovial, Sacyr y Liberbank, y el Ministerio asuma la vía, el próximo mes de marzo este departamento prevé quedarse con las otras tres radiales (R-3, R-5 y R-2), la M-12 Eje Aeropuerto y la AP-36 Ocaña-La Roda.
El 1 de abril tendrá que asumir la Cartagena-Vera y la circunvalación de Alicante, mientras que la AP-41 Madrid será la última, dado que su proceso concursal aún no ha alcanzado la fase de liquidación.
El Ministerio de Fomento comenzará a quedarse con las autopistas fallidas, que suponen una quinta parte de la red de pago del país, casi seis años después de que en 2012 se vieran abocadas a la quiebra. El desplome del tráfico por la crisis y los sobrecostes de las expropiaciones constituyeron los principales motivos de su insolvencia.n