ECONOMÍA

El parón de PSA detiene en Vigo a los proveedores más dependientes

Los principales proveedores de la fábrica de Balaídos, obligados a prescindir de eventuales y recolocar a los fijos debido a la paralización de la planta por la falta de piezas. PSA Vigo, afectada por la saturación de producción, prevé trabajar el lunes.

Las líneas de montaje de PSA Vigo permanecieron ayer totalmente paralizadas.
Las líneas de montaje de PSA Vigo permanecieron ayer totalmente paralizadas.
El parón de PSA detiene en Vigo a los proveedores más dependientes

El sector de la automoción es una cadena en la que si falla un engranaje los efectos son inmediatos para el resto. Los problemas de la factoría de PSA en Valenciennes para suministrar cajas de cambios ha obligado a la dirección de PSA Vigo a paralizar los dos sistemas de montaje hasta el domingo. En consecuencia, los principales proveedores de la fábrica de Balaídos han detenido su actividad.
Con parte del sector paralizado, fuentes de la CIG apuntan a que las empresas se han visto obligadas a enviar a casa a los operarios que trabajan para empresas de trabajo temporal (ETT), y que los trabajadores de la plantilla fija o bien fueron recolocados en otro puesto o, directamente, cogieron un día de vacaciones para disfrutar un fin de semana largo.
Desde la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Asime) afirman, no obstante, que en términos prácticos no afecta a los proveedores porque en una semana se realizará la misma producción, y que actualmente trabajan por encima del 100% de su capacidad.
Las factorías más afectadas han sido aquellas que trabajan casi en exclusiva para PSA Vigo, que según apuntan los sindicatos serían entre otras Plastic Omnium, CIE Automotive, Copo Ibérica o Faurecia. Los proveedores que tienen contratos al margen han mantenido su actividad con menor intensidad.
Según explican desde la CIG, con el método "just in time" de suministro, fabricación y entrega del producto bajo demanda, las empresas no tienen almacenes ni stock, por lo que la parálisis del principal cliente, en este caso PSA, obliga a los proveedores a detener su actividad.
Desde el Clúster de Empresas de Automoción de Galicia (Ceaga) al ser consultados sobre la parálisis en el sector apuntan a que no han recibido datos de sus asociados. La situación de parálisis en PSA Vigo se extenderá hasta el domingo. El jueves se dejó de trabajar en la línea de montaje a las 12 horas, ayer no estuvo operativo ningún turno y tampocó habrá actividad hoy por la mañana en el sistema II y en la de la noche del mañana en el sistema I, así como al cuarto equipo del fin de semana, tanto de mañana como de tarde, según las previsiones de la factoría viguesa. El lunes volverá la actividad. El director de PSA Vigo, Frédéric Puech, se trasladó a Francia para analizar la situación.
En la primera línea se ensamblan los modelos antiguos de Peugeot Berlingo Partner, los Citroën Elysée y los Peugeot 301, y en la segunda, los Citroën C4 Space Tourer y las nuevas furgonetas Citroën Belingo, Peugeot Rifter y Opel Combo, que forman el proyecto K9.