FÚTBOL 2ª DIVISIÓN FEMENINA

Un cambio necesario

Ani Fontán, del Matamá, se mide el domingo (17:00) al Sárdoma, en el que militó cinco años

Ani Fontán, con el balón en un partido de esta temporada
Ani Fontán, con el balón en un partido de esta temporada
Un cambio necesario

Ani Fontán ya era un emblema del Sárdoma. La defensa llegó el año del ascenso a Segunda División femenina y fue de las pocas jugadoras que aguantó temporada tras temporada en la entidad de As Relfas. Sin embargo, llegó el momento de cambiar de aires y recalar en el Matamá porque los minutos escaseaban. Precisamente, la poca participación le ayudó en la salida: "Tomar la decisión no resultó complicado. Si hubiera sido de otra manera, me costaría. Pero tal y como fue la campaña anterior, la verdad es que no. Lo tenía claro, no iba a seguir en el Sárdoma porque para no jugar, no quería. Aunque no tuviera ningún equipo, la decisión estaba tomada". 
Por estos motivos, el proceso fue sencillo. Habló con Marcos Canle, técnico de su anterior equipo:  "Le dije que tenía pensado irme y me ratificó que la situación sería la misma. Llegué al final de campaña con la decisión tomada". Después, "llegó el Matamá. Me llamó 'Chicho' –anterior entrenador– y, a partir de ahí, entré en el equipo. Me comentó que le gustaba como jugadora, que me querían y que iba a tener opciones de jugar". 
Y así fue, Ani Fontán es una de las habituales en el conjunto de David Ferreiro. Juega de lateral o de central en función de las necesidades. En ocasiones como titular y en otras desde el banquillo. "La decisión fue buena porque estoy contenta con el grupo y con todo el cuerpo técnico. Tengo muchos más minutos de los que disfruté el año pasado", explica. 
Las cuestiones del deporte hicieron que, esta campaña, Ani Fontán incluso tuviese minutos como portera titular en varios partidos. Diversos problemas físicos de Ani Durán y la baja por motivos laborales de Kily, las dos guardametas titulares, hicieron que "el primer partido que jugué contra el Sárdoma fuese como portera en Copa. No nos salió mal porque ganamos 0-1", explica la defensa y guardameta ocasional. La situación llegó "por las circunstancias, pero no fue una obligación. De hecho le dije yo a David Ferreiro que estaba dispuesta a hacerlo. En fútbol sala ya fui portera, pero en fútbol pocas veces. Sí que existió alguna ocasión anterior. Por ejemplo, en el Sárdoma terminé mi primer partido en la portería". 
Ani Fontán cuenta las horas para el enfrentamiento del domingo en el Penedo da Moo. "Tengo muchas ganas de jugar el partido. Además, en los derbis siempre nos venimos un poco arriba", explica. Y también pronostica que "creo que será un partido igualado y que se decidirá en cosas pequeñas. Somos dos equipos parejos y nos conocemos perfectamente. De hecho, ya no hace falta que me pregunten nada". 
Lo dice una de esas futbolistas amateur que reside en Covelo y hace una centenar de kilómetros entre ida y vuelva para acudir a cada entrenamiento. "Me gusta y por eso lo hago", resume Ani, con ánimo renovado tras un lustro en el Sárdoma y en el Matamá. Vecinos que luchan por el ser el mejor equipo de Vigo.n