BÉISBOL

Los Halcones renuncian

El equipo de béisbol vigués, sin campo, no jugará la fase de ascenso 

Un lanzamiento en un partido de esta temporada.
Un lanzamiento en un partido de esta temporada.
Los Halcones renuncian

Los Halcones no podrán ejercer el derecho que se ganaron en el campo. No en el suyo propio. Ni siquiera en uno prestado en la ciudad de Vigo. Sino por Galicia adelante cada quince días, sin un lugar fijo en el que jugar al béisbol y con una plantilla muy corta, conformada por nueve jugadores, justo los necesarios para jugar a este deporte. Precisamente por ese motivo, la entidad olívica ha renunciado a su derecho de jugar la fase de ascenso a División de Honor de septiembre en Madrid, en la que se juntan los seis campeones de los grupos de Primera División nacional. Jugar tantos partidos en cuatro días sin la posibilidad de hacer rotaciones es un obstáculo demasiado grande, incluso para un campeón de liga sin campo.
Y es que ese ha sido el gran lastre de los Halcones esta temporada. Jugar de local en Santiago o A Coruña es un hándicap difícil de superar y por el que las quejas se han agolpado durante toda la temporada. Si en el apoyo suficiente, el cuadro olívico ha terminado campeón de Liga y su temporada no ha acabado aún. Este sábado, los Halcones juegan el 'all star' y el próximo día 21 de julio, la final de la liga gallega contra el Cambre.
A pesar de los éxitos deportivos, el horizonte sigue siendo incierto. Sin un campo en el que desarrollarse, las categorías inferiores no crecen y sin niños no hay futuro.n