CELTA

Cinco partidos en 20 días

El Celta prepara ya una fase liguera exigente con la idea de certificar su buen arranque

Los jugadores del Celta, ejercitándose ayer en A Madroa.
Los jugadores del Celta, ejercitándose ayer en A Madroa.
Cinco partidos en 20 días

Después de la calma, una pequeña tempestad. Con el retorno de sus internacionales, el Celta se centra desde hoy en retomar la competición liguera rindiendo visita al Girona. Un cuarto paso al que llega impulsado por el éxito de los tres primeros, tras empatar con el Espanyol y vencer a Levante y Atlético de Madrid. La puesta en escena celeste ha sido difícilmente mejorable, pero ahora el equipo celeste afronta algo menos de tres semanas en las que deberá refrendar esas buenas sensaciones con la disputa de otros cinco encuentros antes de un nuevo parón por los compromisos de las selecciones nacionales.
La actividad alcanzará velocidad de crucero, después del breve arranque, con un calendario que se muestra especialmente exigente lejos de Balaídos. Porque tras rendir visita al Girona de Eusebio Sacristán –lunes 17, 21:00 horas–, al conjunto vigués le tocará hacer lo mismo en dos de los estadios más complicados, sobre el papel, de la Liga: Mestalla –miércoles 26, 22:00 horas–, donde espera el Valencia de Liga de Campeones de Marcelino García Toral, y el Sánchez Pizjuán –domingo 7, 18:30 horas–, con el Sevilla de Liga Europa de Pablo Machín. El conjunto celeste salió derrotado de estos tres estadios la pasada temporada y, desde su último ascenso, cayó cuatro veces en Sevilla y Valencia.
Por el medio, el Celta jugará en Balaídos dos encuentros: ante el Valladolid –sábado 22, 16:15 horas– y el Getafe –lunes 1, a las 21:00 horas–. Los pucelanos, recién ascendidos, se están mostrando como un rival duro de batir y el mal estado del césped de su estadio ya ha levantado quejas. Y el bloque madrileño no le suele resultar cómodo a los célticos, incapaces de ganar a los pupilos de José Bordalás en los dos duelos del pasado curso –empate en Balaídos a un gol y dolorosa derrota en territorio madrileño (3-0)–.
La buena noticia para el Celta es que afronta este exigente tramo de competición con la práctica totalidad de su plantilla a disposición de Antonio Mohamed, técnico celeste. La mala para los aficionados es que nada menos que tres de los cinco encuentros se disputarán fuera del fin de semana. Así, la visita a Girona y el paso del Getafe por Balaídos serán en sendos lunes, mientras que el duelo contra el Valencia en Mestalla se disputará en miércoles. Al menos, el Valladolid pasará por Vigo un sábado y el equipo vigués estará en Sevilla en domingo.