PRIMERA NACIONAL

La categoría más gallega

La Primera Nacional comienza con un grupo todo gallego, con nueve equipos del área de Vigo 

Rubén Figueirido pasa del Octavio al Atlético Novás.
Rubén Figueirido pasa del Octavio al Atlético Novás.
La categoría más gallega

La Primera Nacional masculina echa a andar este fin de semana de nuevo con un grupo enteramente gallego que conforman 16 equipos, 14 de ellos pontevedreses y sólo dos –OAR y Calvo Xiria– de A Coruña. Vigo y comarca serán el centro neurálgico de la competición al poder presumir de hasta nueve conjuntos en esta tercera categoría del balonmano español: Octavio, Luceros –filial del Cangas–, Novás, SAR, Porriño, Chapela, Carballal, Seis do Nadal y Lavadores.
A pocas horas del inicio de la temporada, Bruno López, vicepresidente de la Federación Gallega y uno de los responsables del área técnica, analiza el grupo gallego –el A– de Primera Nacional teniendo como premisa que "va a ser un año mucho más igualado que el pasado. Cualquier equipo le puede ganar a cualquiera pero creo que, de salida, hay tres grupos muy diferenciados, porque es una liga muy larga y el factor físico pasará mucha factura".
En el tercio de cabeza de la competición, el responsable federativo sitúa a cinco equipos: Novás, Lalín,  Calvo Xiria, Chapela y Porriño. Y lo argumenta caso por caso: "El Novás se reforzó muy bien; el Lalín tuvo también incorporaciones importantes procedentes de Plata y con Milucho de entrenador tendrá, sin duda, la mejor plantilla de la categoría; el Chapela perdió un poco de fuelle pero Fran Teixeira conoce muy bien la categoría y tiene un buen equipo aunque en la portería bajó el nivel y puede ser clave; el Calvo Xiria, a pesar de tener una plantilla muy joven, físicamente están como motos y no sé si para los dos primeros puestos pero en casa será complicado meterles mano; y el Porriño se reforzó bien, con Fontenla, Escudero, Vargas, Soliño... pero creo que las dos vueltas se les van a hacer largas". De este quinteto hace una segunda selección para considerar que "Novás, Lalín y Xiria son los tres favoritos".
Tras este grupo de poderosos, López sitúa dentro de la clase media a "equipos que le pueden ganar a cualquiera pero que tendrán altibajos. OAR, Teucro, Bueu, Luceros, Seis do Nadal y SAR arrastran plantillas durante varios años y tienen mucho ganado. En la primera vuelta, sobre todo, darán más de un susto".
Más pelea presume que deberán tener para cumplir sus objetivos otro grupo de cinco equipos: Cañiza, Carballal, Lavadores, Rasoeiro y Octavio. "Tienen como objetivo la permanencia –asegura–. Octavio no es ni la sombra del equipo de Plata, tiene problemas incluso con el número de jugadores; Cañiza irá a más y sobre todo en casa dará mucho la lata; Carballal va manteniendo el nivel y el año pasado logró la permanencia con cierta facilidad, también porque había equipos de mucho menos nivel; Lavadores también estará en esa pelea; y Raoeiro es, a priori, el equipo al que más le va a costar".
Para el vicepresidente de la Federación Gallega, ninguna categoría refleja tan bien el presente del balonmano masculino gallego. "El grupo gallego es reflejo del balonmano gallego. Son equipos que gozan de buenas categorías de base. Es un lujo para nosotros tener un grupo cien por cien gallego, aunque muchas veces echas de menos poder competir con otros equipos. Es muy difícil valorar el nivel antes de ir a los sectores de ascenso. Siempre estamos jugando entre nosotros", añade como elemento de debate. Porque Bruno López considera que "en los últimos años es más sencillo lograr el ascenso a Primera. Cambió el formato y eso da pie a que equipos que antes no tenían nivel para jugar en esta categoría lo hagan. Entre el grupo de favoritos y el de la lucha por la permanencia hay muchísima diferencia".
Con todo, la temporada pasada se cerró sin ascenso a División de Honor Plata, algo que la Federación confía que cambie. "Confío en que apuestas como las de Novás y Lalín salgan adelante. Pero influye muchísimo donde te toque el sector. El ascenso es muy complicado", valora Rubén López.n