El turismo navideño impulsa la hostelería y el comercio de Vigo

Calles céntricas como Príncipe volvieron a llenrase de visitantes para ver las luces y visitar los establecimientos de la zona.
photo_camera Calles céntricas como Príncipe volvieron a llenrase de visitantes para ver las luces y visitar los establecimientos de la zona.
Bares y restaurantes se llenan por el tirón de las luces y las primeras cenas de Navidad, aunque la lluvia impide ocupar las terrazas

El centro de Vigo se llenó una jornada más de visitantes atraídos por el alumbrado navideño. Una celebración cuyo tirón se traslada también a otros sectores de la ciudad como la hostelería o el comercio, beneficiados por constante la afluencia, en gran parte de turistas portugueses, que ayer volvió a causar atascos en varios puntos de la ciudad como el túnel de Beiramar, la Paellera o el entorno de Vialia.

“La afluencia de visitantes se está notando, hay miles de personas circulando y esos flujos de personas son positivos para el sector”, explica César Sánchez Ballesteros, presidente de la Federación provincial de hosteleros (Feprohos). A pesar del mal tiempo, que “nos perjudicó en los últimos días” al impedir utilizar las terrazas, valora que el turismo de las luces en el centro y la celebración de las primeras cenas de Navidad de trabajo están llenando los locales de la ciudad.

Una temporada en la que el sector está facturando más que el año pasado, pero según explica Ballesteros, está reduciendo sus ingresos, ya que “se han reducido un poco los márgenes al no poder trasladar toda la subida del coste de los suministros a los precios de venta”, ya que “la gente está controlando más el gasto”. Otros de los grandes beneficiados son los hoteles de la ciudad, prácticamente al completo durante todo el puente y que según Ballesteros, se están viendo menos afectados por el incremento de los costes al ajustar sus precios con base en la demanda.

La afluencia de visitantes también se deja notar en el comercio, aunque en este caso beneficia especialmente a los negocios especializados en la alimentación o en la venta de pequeños regalos o ‘souvenirs’, según explica Luz Álvarez, gerente del centro comercial abierto Zona Vigo Centro. “La afluencia de gente aumenta mucho la visibilidad del comercio y eso siempre es bueno”, señala Álvarez, que confía que en las próximas semanas se incrementen también las habituales compras navideñas por parte de los vigueses.

Uno de los negocios que está viviendo de primera mano la llegada de visitantes estos días a la ciudad es Casa Cerralbo, situado en pleno Príncipe. Su gerente, Francisco, señala que está siendo una temporada “muy buena” ante la afluencia principalmente de turistas portugueses. “Muchos vienen a probar algún bocadillo por la tarde y luego incluso repiten antes de irse y compran algo para llevar de vuelta”, asegura de una campaña que confían en que sea “tan buena o mejor que la de verano”. Desde otros negocios de la zona como la tienda de Reizentolo en Príncipe, señalan que las ventas están funcionando mejor por la mañana en lugar de por la tarde por la importante afluencia de gente.

Te puede interesar