Vigo, repleto entre luces de Navidad y paraguas

Visitantes sacándose un ‘selfie’ ayer junto a la noria instalada junto a la Alameda.
photo_camera Visitantes sacándose un ‘selfie’ ayer junto a la noria instalada junto a la Alameda.
El centro vivió una nueva jornada de lleno ante la llegada de visitantes que provocó atascos en los accesos

El mal tiempo no pudo con el ambiente navideño y aunque la lluvia amenazaba con empañar la jornada festiva de ayer, el centro de Vigo volvió a llenarse de visitantes. La coincidencia de un día festivo en España y Portugal contribuyó al aumento significativo de personas que se dirigieron al corazón de la ciudad para disfrutar de la iluminación navideña.

 

 

Desde las primeras horas de la tarde, el tráfico comenzó a incrementarse de manera notable ante la lluvia. La afluencia de visitantes provocó que la Policía Local tomara medidas para controlar el flujo de vehículos, cortando varias calles estratégicas para evitar colapsos en el centro, aunque se produjeron retenciones en los principales accesos a la ciudad desde la AP-9 y la A-55 y en calles como la Gran Vía o el túnel de Beiramar.

La llegada de visitantes generó atascos en una jornada en la que también estuvieron abarrotadas las calles más céntricas.
La llegada de visitantes generó atascos en una jornada en la que también estuvieron abarrotadas las calles más céntricas.

Las mayores multitudes se concentraron una vez más en el entorno de la Porta do Sol donde el árbol volvió a ser el principal atractivo. Antes de las 18 horas eran ya muchos los que permanecían a la espera de observar el momento del encendido diario y el primer espectáculo de música y luces de la jornada.

Tal y como apuntaban las previsiones meteorológicas, la lluvia hizo acto de presencia a lo largo de toda la tarde. Esto no impidió que los visitantes recorrieran la ciudad, pero sí que lo hicieran acompañados de sus paraguas, que cubrieron las zonas más abarrotadas como la Porta do Sol, dejando imágenes llamativas desde la plataforma elevada del árbol.

A pesar de tratarse de una jornada festiva, muchos comercios en el centro optaron por abrir sus puertas, lo que contribuyó a intensificar la actividad en las calles. Tiendas de moda, jugueterías y restaurantes aprovecharon la afluencia de visitantes durante la jornada, algunos de ellos aprovechando para hacer ya las primeras compras navideñas.

El comercio de la ciudad también mantendrá sus puertas abiertas otra vez este domingo así como los tres siguientes que se corresponderán con el 17, 24 y 31 de diciembre para aprovechar el tirón de las ventas de esta época del año.

Te puede interesar