Enfermeras, fisios y terapeutas de Vigo investigan mejoras en cuidados

Profesionales de Enfermería, TCAE, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales del nuevo grupo de investigación.
photo_camera Profesionales de Enfermería, TCAE, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales del nuevo grupo de investigación.
Entre los proyectos que tienen en marcha cuentan con una investigación para medir la presión intraabdominal en pacientes en diálisis o una aplicación móvil para prevenir el suicidio

Un grupo de enfermeras, TCAE, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales del área sanitaria de Vigo, tanto de centros de salud como de los hospitales, se unieron para formar un grupo de investigación que trabajará en distintas líneas para mejorar los cuidados a los pacientes. 

Son veinte profesionales de todos estos ámbitos que se integraron en  el Grupo de Investigación Traslacional en Cuidados Investic. Ayer se formalizó su ingreso en el Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur, donde aseguran que han tenido “muy buena acogida”.

El grupo fue impulsado por la Dirección de Enfermería y lo coordina la enfermera de la Unidad de Investigación en Cuidados del área, Bel González Silva. Explican que “era muy difícil hacer investigación clínica sin integrarse en un grupo de investigación” y valoran la posibilidad de contar con apoyo metodológico, soporte para difundir resultados,  la difusión de jornadas y congresos, o la relación con otros grupos de investigación, entre otras ventajas.

Los investigadorestienen en marcha ocho líneas de estudios en diferentes campos, como la UCI, Diálisis, Neumología, Cirugía cardíaca, Urgencias, Quirófano, Salud Mental y Terapias del área. Todos estos proyectos tienen un mínimo común denominador, el desarrollo de líneas de investigación en cuidados para que puedan aplicarse a la practica clínica y seguir mejorando la atención a los pacientes.

“Los profesionales que nos dedicamos al cuidado tenemos más fácil identificar problemas que pueden tener un resultado a través de la investigación. Los ciudados se basan en la evidencia científica”, apuntan. Los investigadores, muchos de ellos con un doctorado, posgrados y máster, podrán realizar estas tareas en su jornada laboral. “Antes la investigación quedaba relegada a tu tiempo libre, ahora se contempla dentro de la jornada laboral porque es la forma de que se produzcan avances”.

Entre los proyectos en marcha está por ejemplo una investigación para medir la presión intraabdominal en pacientes en diálisis, una tarea que en este momento es tediosa y se prolonga varias horas. La idea es medirla utilizando la inteligencia artificial.

En salud mental trabajan en una aplicación móvil para la prevención del suicidio, profesionales de la UCI investigan mejoras para abordar el delirio, entre otras iniciativas.

Te puede interesar