Cuatro detenidos más por los atracos recientes a bancos de la comarca de Vigo

El material incautado a los atracadores.
photo_camera El material incautado a los atracadores.
Tras los arrestos de asaltantes históricos por la oleada de golpes en la ciudad, la Guardia Civil logra dar con los presuntos responsables de robos a sucursales en el área

La carrera delictiva de los viejos atracadores de bancos agoniza. Tras el arresto de cuatro históricos investigados por robos a mano armada en oficinas de Vigo (Coia, Martínez Garrido, Coruxo, Candeán y Bareiro), la Guardia Civil ha conseguido detener a los presuntos responsables de otros dos asaltos en municipios del área y la provincia. Se trata de cuatro individuos, una mujer y tres hombres, uno de los cuales fue arrestado en Vigo. Todos ellos tenían varios antecedentes anteriores por hechos similares, confirmaron fuentes del instituto armado.

Uno de los miembros fue sustituido cuando ingresó en prisión. La Policía Nacional lo detenía en Vigo a mediados de noviembre en posesión de 17.000 euros y moneda extranjera, tenía pendiente una requisitoria para entrar en A Lama y eso hizo que la banda tuviera que tirar de otra persona para continuar con sus planes delictivos.

 

 

La Guardia Civil les atribuye los asaltos en Pazos de Borbén y Vilaboa y en el momento de su detención preparaban un nuevo atraco. El primero de ellos tuvo lugar en octubre en una sucursal bancaria de Pazos de Borbén. Dos atracadores con armas cortas aprovecharon la salida de una clienta para acceder a la oficina. Una vez en su interior, utilizaron el mismo “modus operandi” del resto de históricos, maniatando con bridas a los clientes que iban llegando y encerrándolos en el cuarto de baño junto con los dos empleados. 

 

 

El 9 de noviembre, los asaltantes acuden a otra oficina esta vez en Vilaboa. El primer atracador entró a cara descubierta e inmediatamente después se la cubrió usando una mascarilla, mientras su compañero ocultaba el rostro con la capucha de su sudadera. En ese “golpe” volvieron a repetir estrategia: bridas para los trabajadores y encierro en el baño. Lograron sumar en total con sus actuaciones en los dos bancos más de 140.000 euros. 

Los investigadores siguieron la pista de dos con órdenes de ingreso en prisión y una mujer, que hacía labores de vigilancia. Los tres ya estaban bajo sospecha en Vilagarcía por otros delitos. Una vez que uno de ellos es arrestado en Vigo, intensifican sus medidas de seguridad pero se consigue saber los domicilios de dos de ellos en Vilagarcía y Sanxenxo y se comprueba la incorporación del sustituto (investigado por conspiración para delinquir) para un inminente atraco.

El día 30 se puso en marcha un dispositivo en Portonovo, logrando detener el vehículo cuando se diría a la sucursal. Los agentes realizan registros en Portonovo, hallando bridas, guantes y 3.000 euros, así como en Vilagarcía (prendas y cartuchos) y en Vigo, el domicilio de la madre de uno de ellos donde se encuentra una carabina modificada y ropa usada en los asaltos. El principal sospechoso ingresó en prisión.

Te puede interesar