Sanidad

Centros de salud de Vigo atenderán sólo urgencias y otros cerrarán por la tarde

Vecinos de Teis se concentraron ayer por la tarde a las puertas del centro de salud del barrio.
photo_camera Vecinos de Teis se concentraron ayer por la tarde a las puertas del centro de salud del barrio.
La falta de personal en los meses de verano reducirá al mínimo la atención sanitaria en Primaria: no hay sustitutos para los médicos de familia ni para enfermeras. Los retrasos ya se están sufriendo en este mes de mayo con demoras de dos semanas para conseguir una cita presencial e incluso para una receta

Cada centro de salud del área viguesa propondrá su propia organización interna de cara al verano cuando las plantillas se ven muy mermadas por las vacaciones del personal, con propuestas que van desde atender solo lo urgente y no demorable hasta cerrar por las tardes, entre otras medidas. La decisión deberá ser corroborada por la dirección del área.

 

 

No hay sustitutos ni para los médicos de familia ni apenas para las enfermeras, con un problema añadido porque este año no cuentan con el refuerzo de los médicos residentes de cuarto año que acabarán la especialidad en septiembre y no en mayo como era habitual por ser la promoción que empezó a formarse con unos meses de retraso por la irrupción de la pandemia.

En el caso de las enfermeras, la reducción de la jornada laboral (de 37,5 a 35 horas) que se aprobó para los trabajadores del Sergas y comenzó a aplicarse de forma progresiva desde el verano del año pasado, obligó a contratar a más profesionales de enfermería  en las plantas de hospital para poder realizar el mismo servicio.

 

 

En la Atención Primaria del área viguesa hay centros con vacantes sin cubrir y profesionales de baja, en los que se hace encaje de bolillos para cuadrar las vacaciones. Uno de los factores que afectaron fue la fuga de médicos de familia a los servicios de Urgencias, que vivieron un refuerzo de plantillas en los últimos años.

Aunque no hay nada en firme y a falta de un mes para las vacaciones, ya se da por hecho que el centro de salud de Pintor Colmeiro podría cerrar de tarde y es posible que suceda lo mismo en Coia o en A Doblada.

A mayores, hay centros de salud que plantean programar lo imprescindible, de tal forma que atenderían solo los casos urgentes y no demorables siguiendo la misma filosofía que el PAC (urgencias extrahospitalarias). Esto implica tener que aplazar citas que se programan para revisiones de pacientes crónicos para después del verano.

Una de las medidas que había propuesto el anterior equipo de la Consellería de Sanidade no llegó a buen puerto. Planteaban la posibilidad de que los médicos residentes de cuarto año que están a punto de completar su especialidad pudieran trabajar como adjuntos en verano. Pero no tuvo buena acogida entre los interesados y las sociedades científicas tampoco lo veían con buenos ojos porque supondría acortar su formación. Los tutores consultados recuerdan que ellos son como los notarios, porque dan fe de que trabajan especialistas bien formados y con garantías en el sistema. “Cuando empezó la medicina de familia eran tres años y se pasó a cuatro para formarlos mejor, no se pueden dar pasos atrás”, subrayan.

Otro de los quebraderos de cabeza será la solución para los centros de salud de las zonas más turísticas, como el Morrazo o el Val Miñor, que multiplican su población en verano y que en algún caso ya partían con falta de medios en horario de tarde.

 “Los médicos haremos todo lo que podamos en verano, siempre con la premisa de dedicar el tiempo que necesita el paciente y garantizar que no haya riesgo en su atención", subrayaron.

Demoras de 15 días para una cita presencial e incluso para conseguir una simple receta

Aunque la situación varía en función de los centros de salud e incluso por consulta, la demora para conseguir una cita presencial con el médico de familia en el área de Vigo supera las dos semanas en el centro de salud de la calle Cuba, en el de Coia o en el de Pintor Colmeiro. También hay consultas “sin agenda” por lo que el usuario debe ir al centro de salud o al PAC en busca de soluciones y otros con mejor suerte como los centro de salud Nicolás Peña o Panxón con huecos para el 29 de mayo o el de Matamá, el 4 de junio. El récord se produjo hace  dos meses en el centro de salud de Ponteareas, donde un usuario aseguró que la espera para su cita con el médico de cabecera era de 42 días. Era un momento en el que solo había 3 médicos de 15. Ahora la demora sigue alta, de hasta 3 o 4 semanas.

Este era el escenario de ayer y se espera que empeore en verano. A más largo plazo, los facultativos recuerdan que habrá un volumen importante de jubilaciones y que el próximo año termina la medida extraordinaria que permitía compatibilizar el cobro de una parte de la jubilación con el trabajo. “Falta planificación”, lamentan.

Hace unos años era posible conseguir cita de un día para otro en Primaria.  Se debe también a que la demanda de atención creció de forma exponencial, porque los centros de salud ofrecen más prestaciones, aplican más protocolos de seguimiento y cuidado a los pacientes para evitar ingresos, por el envejecimiento de la población y el aumento de la patología crónica, por la explosión de patologías de salud mental en adultos y adolescentes, o el retraso en la concesión de citas hospitalarias que hace que el paciente vuelva con cada incidencia al centro de salud.

Te puede interesar