Salud

"El mejor consejo para el verano es comer sano y seguro siguiendo las pautas"

Salud

Marisol López Dietista-Nutricionista

"El mejor consejo para el verano es comer sano y seguro siguiendo las pautas"

La nutricionista, Marisol López.
photo_cameraLa nutricionista, Marisol López.
"EL MEJOR CONSEJO para el verano ES
COMER SANO Y SEGURO SIGUIENDO LAS PAUTAS" 
Con la llegada del verano los hábitos y rutinas de la población varían y, en muchos casos, se producen cambios significativos que trastocan el cumplimiento de las pautas alimentarias y el estilo de vida saludable. Ante esta situación, los expertos en nutrición emiten consejos que facilitan a la perpetuación de una dieta equilibrada.
"Lo ideal es que no tengamos que realizar ningún tipo de variación importante en nuestra dieta entre los meses de verano y el resto del año, aunque lógicamente sí que hay adaptaciones. El calor y las actividades al aire libre probablemente hacen que la alimentación torne hacia opciones más atractivas e idóneas”, comenta la dietista y nutricionista Marisol López. 
Los aspectos característicos del verano como el aumento de las temperaturas y el ocio en los espacios abiertos propician el consumo de alimentos frescos y ricos en agua, además de elaboraciones sencillas. "Este sería el tipo de cambio al que nos podríamos acercar y no los relativos a las pautas de alimentación", apunta López.
Con productos de temporada ricos en vitaminas y nutrientes, la oferta del verano invita a un menú variado resultado del equilibrio entre los distintos niveles de la pirámide nutricional. "Hay alimentos más idóneos para el verano, sobre todo las hortalizas y verduras, sin olvidar los pescados y las carnes magras -comenta-, pero en estos meses cobra mucha impontancia el consumo de agua debido al mayor riesgo de deshidratación", explica López. Además de estos consejos, aboga por el abandono del sedentarismo y la utilización de estos meses como punto de inflexión hacia una vida activa y saludable, o una perpetuación de los hábitos previamente aprendidos en aquellos hogares en los que la vida saludable se haya convertido en mantra.
"Una pauta a seguir en el verano debe ser regular los horarios de las comidas y evitar el picoteo. Podemos disfrutar de las personas que nos rodean y el ambiente pero siendo conscientes de las cantidades y los alimentos que ingerimos", apunta López. La concienciación y reeducación alimentaria han conseguido abrir los ojos a la sociedad y la búsqueda de una mejor calidad de vida  ha supuesto un cambio muy positivo, "cada vez nos cuidamos más, comemos más equilibrado haciendo caso a los expertos", concluye la nutricionista.