Adif y Renfe se acusan en el penúltimo juicio por Angrois

Cortabitarte (izquierda) y Garzón (derecha) en una imagen de archivo de una de las sesiones.
photo_camera Cortabitarte (izquierda) y Garzón (derecha) en una imagen de archivo de una de las sesiones.
La aseguradora del administrador ferroviario los acusa de “persecución” contra Cortabitarte

El abogado de Allianz Global, la aseguradora de Adif, señaló durante la penúltima sesión del juicio del Alvia que las verdaderas razones para que el exdirector de circulación de Adif, Andrés Cortabitarte, siga encausado son “económicas”, puesto que si finalmente acaba condenado, la aseguradora de Renfe, QBE, se ahorraría millones en las indemnizaciones.

“¿Quién se beneficia de la persecución que se está haciendo al señor Cortabitarte? Creo que es una pregunta que nos hemos formulado todos. Quien se beneficia es QBE, el seguro de Renfe”, expresó el letrado durante el juicio, que afronta su última semana para determinar la culpabilidad de los dos únicos acusados en el proceso, el maquinista, Francisco Garzón, y el exdirector de circulación de Adif, Andrés Cortabitarte.

Para ambos piden cuatro años de cárcel por 80 delitos de homicidio imprudente y 145 delitos de lesiones por imprudencia profesional grave, tras el descarrilamiento del tren Alvia que tuvo lugar en Angrois, a las afueras de Santiago de Compostela en julio de 2013.

El letrado de Allianz Global señaló durante su intervención que Adif “cumplió con todas las normas que estaban vigentes y que le eran exigibles para la puesta en servicio de la línea 082 en condiciones de seguridad”. Además, afirmó que “ninguna de las acusaciones ha sido capaz de identificar en sus escritos ni en sus informes orales, qué norma, qué reglamento o qué disposición tendría que haber aplicado Adif y no aplicó”.

Además, el letrado acusó a las defensas de las víctimas de no tener “ningún rubor” en “tergiversar todo tipo de conceptos, funciones y documentos para conseguir que Cortabitarte fuera acusado” y afirmó que no cree que se trate de “una cruzada personal” de las víctimas contra el exdirectivo de Adif.

Asegura de Renfe

Por su parte, en la sesión también intervino, precisamente, el abogado de la aseguradora de Renfe, QBE, que pidió la absolución del maquinista, Francisco Garzón. “La imprudencia es delito por azar”, señaló el letrado, que además explicó que una cosa es quién tenía “la capacidad de dominio” y otra distinta quién tenía la “capacidad de reacción”. A su juicio, Cortabitarte es responsable del “peligro creado” en la línea 082, ya que infringió su deber, tal y como indica la teoría de la posición de “garante”, sobre la que enmarcó el caso.

Por tanto, pidió que no se aplique el límite de 1,5 millones para Allianz y que se retire la acusación tanto contra Garzón como contra Renfe y QBE, de manera que sea Adif y su aseguradora, Allianz Global, quienes se encarguen de restituir las cantidades ya adelantadas a las víctimas por parte de QBE “con intereses”.

En el caso de ser condenado Garzón, el letrado solicitó que su imprudencia se considere “leve” y que, por tanto, las compensaciones económicas se distribuyan “en función de la culpa” de cada uno de los procesados.

Te puede interesar