Atlántico

VAL MIÑOR

Los varamientos en costa se multiplican por cuatro en verano

El Cemma apunta a un fenómeno puntual compuesto en su mayoría por delfines
Alfredo López en una de las jornadas realizadas a pie de playa sobre varamientos de cetáceos.
Alfredo López en una de las jornadas realizadas a pie de playa sobre varamientos de cetáceos.
Los varamientos en costa se multiplican por cuatro en verano

 La ría de Vigo registró un total de 17 varamientos en su mayoría delfines comunes, lo que supone un 15% del total en toda Galicia. Alfredo López, biólogo de la Coordinadora para el Estudio de Cetáceos Marinos con sede en Nigrán, Cemma, explicó que se trata de una cifra alta ya que habitualmente el porcentaje del cómputo global registrado aquí supondría un 10% del de toda la comunidad. Además en lo que va de verano la cifra total de encallamientos ascendió a un total de 90 en todo el territorio frente a los 25 localizados en temporadas pasadas. López manifestó que se encuentran ante un nuevo fenómeno y que por el momento están analizando la situación, aunque en un primer momento desde la ONG consideran que es posible que el aumento responda a una entrada masiva de delfines en las rías y que por diferentes motivos acabaron varando en la costa. “Las causas más recurrentes y que dan este desenlace se debe a capturas accidentales por artes de pesca, aunque las enfermedades también juegan un papel importante aquí”, aclaró López. En cuanto al porqué de su entrada en las rías explicó que por el momento lo achacan a mera coincidencia. “Directamente accedieron por las bocanas en vez de dirigirse a otros puntos. Aún así estamos investigando lo sucedido y tendremos que esperar a ver si la situación repite en el futuro", aclaró.      

Más de 20 "Quenllas" en Patos
La ONG nigranesa fue fundada en 1992 y cuenta con 150 asociados y su labor principal es el estudio y divulgación de mamíferos y tortugas marinas en toda Galicia, además en el caso del Val Miñor y la Ría de Vigo también hacen seguimientos de poblaciones a través de embarques participativos entre mayo y septiembre, rehabilitación de fauna marina con cuidados intensivos y en  los últimos años están haciendo un seguimiento del fenómeno de las tintoreras en la costa, también conocidas como Quenllas. Este punto está suscitando mucho interés ya que las apariciones de esta variante del tiburón en el litoral nigranés  se contaron por decenas en las últimas semanas, así como en la localidad vecina de Baiona. Prueba de ello es que solo en el arenal de Pato se contabilizaron más de 20 entre julio y agosto. López por su parte explicó que se encuentran ante algo completamente nuevo y que comenzó a suceder hace cuatro años extendiéndose por todas las playas, y sobre todo en la entrada de las rías. “Se barajan varias hipótesis y unas de ellas estaría relacionada con la temperatura del agua, pero no se sabe a ciencia cierta”, añadió. En cualquier caso el biólogo del Cemma incidió en que es muy importante no molestarlas y que en caso de que estén varadas es conveniente ayudarlas sirviéndose de toallas para introducirlas en aguas lo mínimamente profundas para que puedan nadar. “No se debe cogerlos, tampoco andar entre ellos ni tirarles de las aletas. Tras las recientes apariciones miembros de la ONG están en estrecha colaboración  con las escuelas de surf de la zona, ya que son las que más avistamientos registran.