Atlántico

VAL MIÑOR

Gondomar rescata su tradición con un concurso de canteros

Ferreira dio a conocer su plan durante la muestra D' Pedra abierta en plaza Paradela
Las diputadas provinciales Iria Lamas y Laura Iglesias junto al alcalde Paco Ferreira y miembros del gobierno local.
Las diputadas provinciales Iria Lamas y Laura Iglesias junto al alcalde Paco Ferreira y miembros del gobierno local.
Gondomar rescata su tradición con un concurso de canteros
xnnn Gondomar convocará un concurso de cantería para que las diferentes creaciones participantes formen parte del mobiliario urbano. El anuncio fue dado a conocer en la mañana de ayer por el alcalde Paco Ferreira tras comprobar como lucen las esculturas pertenecientes a la exposición D' Pedra en la recién remodelada plaza Paradela. 
Ferreira por su parte explicó que con la nueva iniciativa pretenden que en el entorno del consistorio se convierta en “un museo al aire libre” con todas las figuras que formen parte del certamen, y aunque por el momento se trata de una idea que está en periodo de gestación adelantó que los mejores tendrán una contraprestación económica de 6.000, 3.000 y 1.000 euros para el primer, segundo y tercer puesto, respectivamente. Además para formar parte del concurso los escultores tendrán que firmar un documento en el que cedan las piezas para que pasen a titularidad municipal, y que de esta manera puedan quedarse en los emplazamientos elegidos de manera permanente. 
Otro de los puntos que precisó el regidor serían los referentes a dimensiones, temáticas, materiales o emplazamientos, además del jurado que estaría compuesto por profesionales del sector, representantes del gobierno local y votación popular. “Las esculturas tendrán que tener un tamaño mínimo de un metro y estar elaboradas con piedra de Morgadáns para que respeten la estética arquitectónica del conjunto de Paradela. En el caso de que contemos con una cantidad considerable de participantes valoraremos la posibilidad de situarlas en diferentes punto del municipio, ya no solo en el centro del casco urbano”, explicó el regidor. 
De esta manera Gondomar dará un nuevo impulso en la recuperación de su tradición canterana, que comenzó en 2018 con el rescate de la fiesta de los canteros de Vincios y que hasta no hace demasiado tiempo se celebraba todos los 3 de mayo. 
Además la iniciativa presentada dará continuidad a un gesto que comenzó con el árbol talado de Paradela, un elemento salido de la naturaleza y que en la actualidad forma parte del patrimonio artístico de la condal. Su tronco sesgado es un reconocimiento a los voluntarios que participaron activamente durante los incendios de octubre de 2017.
El concurso ya tiene fecha de inicio estimada, cuentan con que comience “como muy tarde a principios de 2020” mientras que sus  pliegos estarán rematados en las próximas semanas. Por el momento y durante todo el mes el entorno del consistorio conforma la antesala del futuro museo al aire libre con una muestra compuesta por 16 piezas elaboradas por el alumnado de la escuela de cantería de la Diputación. Una exposición itinerante que representa personas, oficios y sentimientos con un denominador común, la idiosincrasia y cultura gallega. n