Atlántico

OPINIÓN

Fracasa Rueda

Alfonso Rueda es, quizá por poco tiempo, el presidente del PP provincial y por tanto, máximo responsable del partido, también a la hora de forjar pactos y encontrar acuerdos. 

Ayer acudió a Lalín a la toma de posesión de José Crespo, que recuperó el bastón de Cuiña II. Es lógico que estuviera en el Deza porque era la única satisfacción para el PP y supongo que para él. Rueda ha fracasado de forma absoluta en el resto de la provincia, en especial en el área de Vigo, donde el marcador señaló un contundente 5-0: había cinco ayuntamientos en disputa, todos ellos con el PP en posición de gobernar, pero el PSOE se los ha llevado todos, uno tras otro a través de todo tipo de pactos, acuerdos o piruetas. La última ayer por la mañana, en Salceda, con un gobierno de dos años con MS que nadie se cree que dejó de nuevo al vigués Santiago Davila fuera de la alcaldía. Lo mismo había pasado en a Cañiza, esta vez con Cs, hecho increíble en España; y no digamos Porriño, donde el concejal desalojado y expulsado hace unos meses por Eva García de la Torre ha sido el mismo que le ha dado el bastón de mando en Porriño. Añadamos Redondela y Baiona y el resultado resulta incontestable. En Ourense el PP ha sido capaz nada menos que de conseguir que un enemigo acérrimo le diera la Diputación. Y en Mondariz, el BNG logró la alcaldía con el voto del PP. El único Rueda que triunfó ayer fue Jenny, la mujer de Iago Aspas.