Atlántico

VAL MIÑOR

Baiona sufre una plaga de la peligrosa procesionaria

Los perros, primeros afectados por las orugas, que se han extendido a gran velocidad

Las procesionarias, ayer en árboles del interior y exterior del Parador
Las procesionarias, ayer en árboles del interior y exterior del Parador
Baiona sufre una plaga de la peligrosa procesionaria

"Tenga cuidado con el perro, está plagado de procesionaria”, advierte un cartel instalado por una asociación de protección de animales en el entorno del Parador. El aviso está más que justificado: a simple vista se pueden ver hileras de orugas bajando de los pinos ya secos, una amenaza para los cánidos, que pueden morir si una de las orugas entra en su boca. En los peores, puede provocar la necrosis de la lengua, perdiendo parte de la misma, e incluso la muerte.
 

La plaga se inició al parecer dentro del Parador, en los pinos, ahora la mayoría secos debido al efecto de las orugas, y se ha ido extendiendo por el exterior, llegando hasta la playa y el parque de la Palma.
La alarma surgió al detectarse los primeros ejemplares que comenzaban a colonizar cada vez más árboles, y una asociación animalista alertó colocando carteles. La plaga, común en primavera, se había adelantado tres meses. Las causas, las altas temperaturas registradas en otoño y la sequía. El ciclo vital de esta oruga típica de los pinos, que más adelante se convertirán en mariposas, quedó completamente alterado e iniciaron el descenso de los nidos a la tierra para completar la transformación. 

CONTROL DE PLAGA
Los expertos señalan que el control de la plaga se hace mediante la instalación de cajas nido y la colocación de trampas de feronomas en primavera para capturar machos e impedir la reproducción. También se pueden aplicar en los pinos afectados tratamientos fitosanitarios mediante endoterapia que mata muchas de las orugas dentro de los propios bolsones. En Vigo también hay una plaga similar, y la colocación de 40 collares isabelinos –con revisiones diarias- evita que las orugas bajen a tierra, quedando atrapadas en estas trampas. n